sábado, 2 de marzo de 2019

Las miradas.



 Después de tantos años hablando con gente te haces especialista en miradas. Identificas las dulces y las amargas. Las tiernas y las resentidas. Las después hablamos y las “yo te cojo bajando”. Las rencorosas que mientras dicen palabras suaves miran con rencor confundiendo a quién la recibe porque dicen “ yo, ya te perdone’. 

Me enturbian las de soslayo, las que parece que no te están mirando y te están taladrando. Esas te “tasan” como si fueras género de venta.  Otras te dicen sin palabras “desaparece de mi vista”. Las racistas, las que están en contra de todo y desean que no existas. 

Las que más me impactan las que me hielan la sangre son las enjuiciadoras, las prejuiciadas, las “yo voy primero porque soy mejor que tu”, las “quítate de mi camino porque no te voy a dejar pasar”.

Hay otras que me producen un nudo en el estómago y son casi mortales por sus efectos. Son las que te rechazan por ser mujer, por ser pobre, por ser gay, por ser hombre, por ser negra, por ser gorda, por no tener el bolso adecuado, por tus zapatos, por tu ropa. Y sobre todo porque tu carro no es de la marca y el año adecuado. Esas me devastan porque esas vienen de alguien que camina sin alma.

Otras me producen un coraje interno difícil de controlar. Esas son las condescendientes, “porque tu no entiendes, no estas a mi nivel’,’ “ es que yo estudie en tal colegio’, “ es que tu eres mujer”, “ es que yo soy de otra generación’. 

Hay miradas que no te miran, que te traspasan que no vienen de alguien vivo, esas asustan porque la persona que las da ya murió, solo camina y parece viva. De esas hay muchas en puestos de poder. Esas no nos miran, pasan sus ojos por encima de todos porque para ellos no contamos. 

Si te fijas un poco y eres investigadora de la vida, de los seres, de sus miradas, de sus comportamientos. Conscientemente sales a la calle en busca de esa mirada que puede venir de cualquiera con el que te encuentres y solo esa te desea de verdad. Buenos días. Sin carga sin pedir nada a cambio.  Esa y solo esa te alegra el corazón, es una lluvia fresca en un desierto y te hace querer estar aquí un día más.

 Te deseo que hoy te encuentres con ella y si lo haces reprodúcela, cópiala y bríndasela a otro que también la necesite.

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
thaliacuadrado@gmail.com
(787) 399 3114

viernes, 11 de enero de 2019

Vamos a dibujar una puerta.

Mi puerta. De la serie Mis puertas.
Acrílico sobre tela.
18"x24''. 2019.




Estamos en un nuevo año no necesariamente en una nueva vida. La experiencia de vida que vivimos de manera individual o colectiva no surge al pasar la hoja del calendario. La nueva vida toma más tiempo y  también exige una nueva manera de ver, pensar, imaginar y actuar. 

Cuando comienza a girar el calendario de un año nuevo todas son buenas intenciones, luego poco a poco se nos va desinflando la energía del principio y al terminar muchos piensan que el año no los trato bien. 

Para ayudarnos a suavizar la desesperanza para la despedida del 2019 y los sinsabores de todo el año te regalo un ejercicio.

Todos ustedes saben lo importantes que son las puertas y su función en la vida material. Sin embargo, por experiencia profesional creo que no todos conocemos la metáfora de la puerta en el mundo onírico, intangible, imaginario. La puerta en esos mundos significa lo mismo pero magnificado, porque no solo la usamos para entrar o salir de espacios, también la dibujamos para trascender pensamientos, ideas, crear momentos y hasta construir una nueva vida. 
En esta última interpretación les estoy regalando este ejercicio. Todos los humanos en el mundo y también en Puerto Rico necesitamos trascender de la situación actual y ser capaces de mirarnos como participantes en este proceso colectivo e imaginar un país como el que deseamos. Si dibujas tu puerta y haces el ejercicio cada puerta es una posibilidad, cada puerta es una que unida a todas crea nuevas maneras de imaginar y ver nuestro entorno. Acompáñame. Atrévete. Únete. Contribuye. 

Si lo crees es verdad si no lo crees también es verdad. La realidad que vemos no es un estado estático,  la creamos día a día momento a momento. 

Ejercicio:

Acomódate en un lugar donde no tengas distracciones, en silencio, sin ruidos que puedan molestarte. Concéntrate en un tema que tú creas que pueda cambiar tu vida para bien.Te recomiendo que seas muy honesto, examínate con humildad estas hablando contigo.  Ese tema que escojas que entiendes que puede darle un vuelco, un aire distinto a tu vida, visualízalo en tu mente con lujo de detalles. ¿Cómo tu crees que cambiaría tu vida, para qué o por qué necesitas cambiar tu vida? Puede ser un tema de estudio, trabajo, salud , o el amor que deseas. Asegúratede que sea  un tema tuyo que no involucre la voluntad de otra persona, esto es tuyo, solo tuyo. Si es con un hijo puedes desear aprender a cómo ser mejor mamá o papá pero no puedes querer cambiar a tu hijo o hija. Recuerda que los cambio son estrictamente personales.  Si quieres cambiar a otra persona eso no es un cambio es control o manipulación. Si es con un amor puedes querer  generar más amor en ti, no puedes diseñar el  cómo hacer que alguien que no te ama te ame. Si es un tema de pareja tiene que ser algo que necesites para tu ser una mejor pareja o para dejar una pareja en la que no eres feliz.  Si estas en duelo el tema es cómo sanar el dolor, no en cómo evitarlo eso es imposible.
Toma unos minutos para ver claro en tu mente lo que deseas con lujo de detalles. Es como un juego mental, no pierdes nada, toma unos minutos. Acepta el reto. 

Puedes escribir todo este proceso de cómo aclarar y definir tu tema central de cambio para futuras ocasiones de exploración interna. Mirarnos por dentro es un ejercicio extraordinario de múltiples beneficios. 
Ahora que  tienes claro eso que deseas. Imagínate que dibujas una Puerta. Puede ser con  bolígrafo, tiza, pincel, con tus dedos, en un papel, en un lienzo o directamente en el cielo. Construye esa puerta en tu mente tan grande o tan bella como desees. Es tú puerta, dibújala como la quieres con los colores que te gusten. Toma tu tiempo, adorna tu puerta con los elementos que te encantan. Puede ser una puerta  de madera antigua o  moderna. De metal, de piedra de cualquier material o forma. Lo importante es que esa es tú Puerta. Puede ser en la naturaleza o en tu casa.  Una vez terminada obsérvala,  esa es tú puerta, añade lo que desees hasta que sea lo más parecido a lo que está en tu mente. 

 Disfruta por unos instantes de lo que acabas de hacer, no tengas prisa. Deléitate en tu creación.  
Acabas de crear una  Puerta  nueva que no existía antes. Ésta es tu creación, disfrútala.

Ahora respira profundo y prepárate para abrir tú puerta, con la llave que tienes en tu mente, en tu imaginación. Es tú puerta, tú tienes la llave, busca tú llave, solo tú puedes encontrarla. 
 Abre  tu puerta despacito  y observa lo que hay al otro lado.  Deja que tu ser te traiga las imágenes de lo que hay detrás de tu puerta, no lo juzgues solo observa, conviértete en un niño pequeño observando un juguete nuevo.  

Toma nota mental de lo que ves y sientes. Todo esta permitido, cada persona vera y sentirá cosas distintas. Si te conmueve, si te hace llorar, si te impacta , si te hace reír toma nota, esa es la respuesta a tu deseo de cambio. Eso que está detrás de tu puerta es lo que estas deseando o lo que te ayudara a conseguirlo.  Maravíllate de lo que ves es tu creación, es tu vida. Disfruta de tu respuesta, celébrala, no la juzgues. Si en principio no te hace sentido no te preocupes permite que pasen unas horas con ese pensamiento. Los cambios se cocinan a fuego lento. Nunca te olvides de dar Gracias. Acabas de hablar con tu ser interno, con lo mejor de ti. Da Gracias. 

Este ejercicio es muy potente y lo he diseñado para ti este es mi regalo de año nuevo y Reyes disfrútalo en Paz y Amor. 

La realidad  que vemos  es una ilusión y se crea día a día con nuestros pensamientos, palabras y obras. Podemos cambiarla dibujando  nuevas puertas por donde entren nuevas ideas que nos ayuden a vivir.

**Te recomiendo que hagas este ejercicio tan frecuente como puedas por varios días. Si estas buscando una respuesta debes hacerlo con frecuencia. Debes mantener lo aprendido en tu mente en tu diario vivir y si te es posible debes hacerlo justo antes de irte a dormir, es el mejor momento. 

** Deseo que donde quiera que estés seas feliz, que tengas Paz y que el Amor dirija tu vida. 

La autora es PsicólogaClínica en práctica privada.
787 399 3114
*** Me encantaría conocer cómo te fue. Tus impresiones. 

domingo, 23 de diciembre de 2018

Pensando.

Cabeza de cristal. Regalo de Ana Olivencia.
Pintura acrílico sobre cristal. 2016. 

Dedicado a todas ellas,  las de aquí, las de allá, sobre sus hombros nos colocamos para decir: Basta, el momento ha llegado.

Pienso que cada persona tiene el derecho de usar su tiempo de vida y su energía vital, como le plazca. Al final los frutos que coseche serán suyos. Por eso como mujer respeto y ejerzo mi derecho a usar mi tiempo y mi energía donde yo desee.

Estas posiciones no son contradictorias. Son elecciones de vida de lo que hacemos basadas en lo que queremos que sea nuestra vida o del ser humano que queremos ser. En este sentido la coherencia es fundamental. No puedes decir que crees en algo y practicar lo contrario, esto lo saben hasta los niños pequeños.  Por otro lado ambas posiciones son todo lo libres que puedan ser teniendo en cuenta que la mayoría de nuestro hacer en la vida es inconsciente. 

Existe en este momento y desde hace mucho un movimiento imparable por la verdadera igualdad entre los humanos. Un movimiento de igualdad para la mujer en una sociedad y cultura que no lo ha permitido por siglos y esto es innegable. Las mujeres (y algún hombre) llevamos muchas batallas libradas, hemos pasado muchos procesos, nos hemos mudado de piel varias veces y tenemos más muertas que en una guerra declarada. 

Todos sabemos que los grandes cambios se dan a base de consistencia, perseverancia. No existe cambio pequeño, mujer a mujer, hombre a hombre, niños y niñas hemos ido avanzando con el viento siempre en contra. Hoy sin duda está más activo que nunca y tengo la convicción de que ya no hay vuelta atrás. Sin embargo, sabemos  todas y  todos  que es y será todavía muy complejo. No solo involucra  leyes exige un cambio interno de mujeres y hombres, de la sociedad que hemos creado y de la lucha con las fuerzas que quieren que todo se quede como está. 

Me he pasado gran parte de mi jornada trabajando con hombres y mujeres, con parejas de todos tipos. Es mi privilegio y mi orgullo. Esta práctica diaria por 33 años me ha enseñado mucho de ambos sexos, de sus diferencias y sus similitudes, de sus deseos compartidos, de las luchas internas y externas de cada uno sin importar si es hombre o mujer.  Todos están muy confundidos en sus visiones de qué es eso de ser mujer u hombre en esta sociedad. La educación nos falla en lo esencial y nos envía a la calle de la vida a actuar con unos supuestos confusos y contradictorios y  bajo estas premisas podemos explicar las desgracias del día a día. 

Nuestra sociedad es machista, la cultura es machista eso lo sabemos pero en esto como en todo, la manera en la que decides emplear tu tiempo de vida define tu proceder. Puedes vivir rabiosa y defendiéndote de lo obvio. Puedes educarte y decidir que si tu cambias todo cambia. Puedes entregarte a la inconciencia y pasar a tus hijos e hijas lo que conoces como si fuese una herencia que hay que preservar.  Puedes definir al hombre o mujer que te acompaña como el enemigo y hacerlo o hacerla miserable. Las opciones para la repetición de lo mismo son muchas tú tienes que escoger. 

Existen preguntas que tenemos que hacer, muchas aún no tienen contestación pero una buena pregunta te aclara la posición en la que decidas colocarte. El trabajo es duro, el proceso es largo, no lo vamos a arreglar en un día pero hay que continuar y este momento exige mucho más de lo que muchos y muchas están dando.

Puedes y ese es tu derecho ignorarlo todo y refugiarte en lo que conoces para no sufrir o lo conocido por destructivo que sea porque no consideras que tienes las fuerzas para dejar de ser lo que eres y convertirte en una mejor versión de ti mismo. Ese es tu derecho.

A veces al entrar en las benditas redes sociales donde cada uno y una vive en su propia fantasía sin conectarse con los demás, donde no se lee antes de dar “like” y se le da “like” a una cosa y la contraria en un abrir y cerrar de ojos. Por lo menos yo me percato que muchos no se han dado cuenta que estamos cuajando la más enorme revolución social/ cultural de todos los tiempos, aquí y ahora a todo color, que la búsqueda de una sociedad libre e igualitaria está aquí para quedarse y que el tema merece una reflexión de todos y todas en nuestro diario vivir. Para decirlo claro y que se entienda la casa se está quemando y alguno decide ignorar que sale humo. 

Bajar tensiones en un clima tan cargado es válido y recomendable. Ignorar los temas  serios del momento es enajenarse y pensar que no puedes hacer nada. De cierto en el tema de la igualdad nadie tiene que moverse de su casa el escenario está servido y lo vive todo el tiempo. Solo hay que examinar el entorno de tu propia vida y tendrás mucho trabajo. No tienes que dejar de llevar tu vida, no tienes que ir al piquete, tu obra, tu familia, tus amistades están presentes solo tenemos que despertar y percibirnos como hombres y mujeres partícipes del cambio. Actores de un mundo de Paz, Igualdad, Amor, Alegría, Felicidad y  Respeto ese que  todos pregonamos querer.


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
787-3993114
thaliacuadrado@gmail.com




sábado, 10 de noviembre de 2018

¿Cómo es posible que hagas tanto daño ? Si estas de paso.

De la serie: Todos a una. "Juntos".
Medio mixto. 15'.5 x 7''. 2018

Confieso que no sigo en su mayoría las noticias. Lo hago como una manera de protección a mi salud mental. Pienso que si lo hiciera me pondría las manos a la cabeza y correría calle arriba calle abajo gritando como en  la pintura El grito de Munch.

Tal parece que a muchos, más de los que seria razonable los ha poseído el ego y duermen el sueño de los que dicen estar vivos, sin medir ninguna consecuencia de sus actos ni de las consecuencias para el resto de los mortales.

Creo firmemente que lejos o cerca de las personas o los hechos por el solo detalle de compartir oxigeno todos estamos conectados y por ello somos copartícipes de lo que sucede. Hasta en el lugar en apariencia lejano tenemos injerencia con las decisiones que tomamos a diario. 

A veces me parece que hemos hecho todos un pacto destructivo para todo lo que vive y respira en la tierra, incluyendo el planeta mismo. Solo hay que dar un paseo por “ las noticias” un día cualquiera para darnos cuenta que desde la vecina hasta el presidente están destruyendo a diestra y siniestra sin reflexión alguna. 

No puedo y creo que nadie pueda, predecir lo que va a suceder ni aquí ni en la Conchinchina. Hay una especie de caos colectivo inconsciente y por otro lado una gran búsqueda de construcción, que todavía no es colectiva en evidente lucha. Abonemos para que gane la construcción. 

Lo que si sé y de esta estoy segura es que  la filosofía que es el arte de cuestionar, de hacer preguntas una vez más puede venir en nuestro auxilio. Para hacer preguntas, para tomarnos el tiempo de analizar, para sosegarnos en la búsqueda de alternativas. Las noticias de a diario son en su mayoría impulsivas, muchas veces para meter miedo, otras veces usadas por los inconscientes para desinformar y manipular. 

Quizás haciéndonos preguntas en vez de emitir juicios a la ligera podremos recordar  que estamos de paso y debemos pensar cada uno o una en el legado personal que queremos dejar cuando ya no estemos en este plano. Y recordar  que lo importante es la vida este donde este y tenga la forma que tenga. Y esto no lo dicen las noticias. 


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada. 
787 399 3114

sábado, 2 de junio de 2018

El duelo y los muertos inconvenientes.









Los zapatos nos  sirven para caminar y estamos caminando, con los puestos y con los que corresponden a nuestros muertos. Como está mandado por las normas de la emoción y  del duelo que todo ser vivo tiene que hacer por sus muertos para aspirar a la sanidad mental, la claridad del pensamiento y para poder continuar caminando. Ayer comenzamos a caminar. 

lunes, 1 de enero de 2018

El cuerno de la abundancia

De la serie: Mandalas de procesos.
El cuerno de la abundancia.
Acrílico sobre tela.
51"" x 45"". 2015.


Comenzar y terminar son las dos caras de la moneda del proceso del movimiento, del cambio de la vida.  Por eso cuando termina un año y el otro esta nuevo y abierto a todas las posibilidades, de manera natural hacemos la reflexión del momento.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Marìa y su legado emocional.

Bandera de Puerto Rico.








Existe una gran dificultad al escribir sobre el tema del trauma y sus impactos sobre todo cuando estas involucrada. Los puertorriqueños y todos los demás hermanos que comparten este suelo estamos ante un impacto nunca antes experimentado. Voy a intentar ponerme en el lugar del otro u otra que es mi propio lugar y hacernos algunas recomendaciones.

viernes, 22 de septiembre de 2017

HURACAN MARIA. PUERTO RICO.

Mandala por Thalía Cuadrado















Cada experiencia tiene su propio afán y esta que nos ocupa ha destrozado todo lo que amamos. No podemos quitarle importancia a lo material porque gran parte de lo que somos es materia y eso que podemos tocar define muchas veces lo que somos o queremos ser.

Decir que no importan los bienes materiales es cierto pero también es cierto que por ellos hemos trabajado múltiples horas de nuestra corta vida en la tierra y hasta ahora muchas veces eso nos ha definido.

jueves, 10 de agosto de 2017

La limpieza de Urano.

De la serie Mandalas del Amor.
Intercambio. Acrílico sobre tela.
48''x 36''. 2017.












Cuando algo nuevo va a  llegar a nuestra vida lo mejor es, que nos coja preparados con los zapatos limpios, el corazón contento y espacio para lo bienvenido. Para la vida siempre hay que estar listo pues nada puede llegar si no tenemos el espacio para recibirlo o las puertas del corazón están cerradas.

Estas palabras son tan ciertas que muchas personas que desean algo con todo el corazón no puede llegarles porque no están preparadas para recibirlo. Cada cosa, persona, regalo, luz o sombra tiene que encontrar el espacio de entrada para hacerse visible. Si las puertas del entendimiento están cerradas no puede entrar, sea lo que sea.

domingo, 11 de junio de 2017

Los periodistas











No estudié periodismo mis estudios son en  psicología clínica, hago la salvedad porque mis palabras proceden de mi preparación académica y mi experiencia profesional.

Soy una enamorada del periodismo, en mi opinión como en la de muchos, los periodistas son los ojos, los oídos en fin los sentidos de los ciudadanos, allí donde no podemos estar, están ellos y ellas.  Me encanta ver, escuchar o leer un buen reportaje de cualquier tema, aún si es de algo que me parece no me interesa termina fascinándome, quizás ni siquiera por el tema y si  por la manera en la que el o la periodista lo enfoca.

domingo, 9 de abril de 2017

¿Cuál es la herencia?











Examinando las incongruencias de las situaciones del presente respecto a los  jóvenes y la Universidad hice la Promesa de tratar de poner en palabras cómo lo observo.  

Los jóvenes estudiantes que hoy protestan por lo que creen injusto tienen que escuchar de sus padres y abuelos el reclamo de que ellos no tienen que protestar porque  lo han tenido todo. Además de los señalamientos diarios en prensa, radio y tv de personas que los señalan como un grupito de “quedaos sin oficio ni beneficio”. Que lo mejor que pueden hacer es ponerse a estudiar y dejarse de huelgas y protestas. O de los confundidos de espíritu que creen que todos debemos callarnos para que nos vaya mejor, no vaya a ser que enfademos al amo.

domingo, 5 de marzo de 2017

Si peleas con tu miedo, pierdes

De la serie: Mandalas del Amor.
Buscándote. Acrílico sobre tela. 20" x 20"2017













El miedo es parte de la vida no es algo de lo que hay que correr. El Sr. Miedo es algo que hay que entender, educar y al final actuar a pesar de su presencia. El miedo tiene una función muy importante nos avisa de riesgos, es una  valiosa voz interna. Lo que nos ocurre es que en un mundo inseguro el miedo no se activa de vez en cuando, realmente está  activado siempre.  Hasta el punto de que si  esperamos a no tener miedo para hacer algo las ideas, los proyectos, los sueños morirán sin que nadie intente hacerlos realidad.

El miedo activado en cada momento se convierte en inmovilismo y nos impide la vida a través de las reacciones del cuerpo, y  la ayuda de la mente negativa. Somos muchos los que decidimos no actuar, por miedo al qué dirán, al escarnio público, a no saber si es el momento o a la lentísima manera con la que decidimos las cosas. Por otro lado la inacción ante la vida tiene como consecuencia , el estancamiento.

Universo de Mandalas. Febrero 2017.

De la serie:Mandalas de Procesos.
Universo de mandalas. Acrílico sobre tela. 20" x 20"2017


El círculo representa lo que somos en un momento dado, la mandala de ese momento. Sin embargo, todos somos parte de un universo de mandalas donde cada una de ellas representa el proceso de una persona.

El mayor reto, el proceso mayor es despegarse del colectivo de mandalas, encontrarnos con nuestro propio ser, el yo verdadero y hacer de nosotros una mandala única e irrepetible.

Este trabajo voluntario y necesario tiene múltiples variantes de tiempo espacio, edad cronológica o la del corazón. Esta tarea además tiene muchos caminos y aún cuando todos conducen al mismo lugar, es decir a reencontrarnos con el sí mismo, también es cierto que todos son distintos para cada persona.

Cuando una persona se encuentra de manera consciente y voluntaria en su búsqueda, los demás caminantes debemos ejercer la mayor discreción. El respeto por el proceso propio debemos de extenderlo al otro pues dado que somos distintos por derecho propio nunca debemos, juzgar, criticar el camino que el otro escogió.

La compasión es la norma más importante y esa nos la debemos a nosotros mismos por nuestros errores humanos y al otro por los suyos, solo de esta forma cada uno o una llegara al centro de su mandala única e irrepetible asumiendo la responsabilidad y el compromiso de su propia verdad.  


La autora es Psicóloga Clínica en practica privada.
(787) 399-3114
thaliacuadrado@gmail.com


martes, 31 de enero de 2017

Enero de 2017: El Tiempo.

Mandalas de Procesos. El Tiempo. Acrílico sobre tela. 51" x 45". 2015
El tiempo, que no pasa o pasa tan rápido. Al que queremos capturar cuando la experiencia nos es, dulce. Al que queremos adelantar, cuando nos amarga el momento.

Doce son las horas, de día o de noche, que marcan los procesos  de la vida. Procesos humanos del pensamiento, las emociones, amores o soledades. Los retos de las posesiones, los apegos o desapegos,  todo se produce y se mide, en el tiempo. Y sobre todo el tiempo que nos enfrenta a la aventura de los ineludibles cambios, que muchas veces posponemos.  Todo ello, ocurre, en el tiempo.

El tiempo que nos ha marcado éste comienzo de año, tanto el occidental como el año nuevo Chino del Gallo de fuego. Este tiempo que hemos inventado y que se convierte en nuestro verdugo cuando estamos esperando algo que no sucede o deseamos detener cuando esperamos ese algo que no queremos que ocurra. El tiempo que nos enseña que fluir es el único camino para que no nos gane la batalla.

El tiempo de ayer que nos produce tristeza, el de mañana que nos provoca ansiedad y el de hoy, el de ahora que siendo el único es el que tenemos en verdad. Así termina este tiempo de 31 días espero que les halla sido placenteramente aleccionador.


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada y pintora de los procesos que vivimos todos.

(787) 399-3114 thaliacuadrado@gmail.com

domingo, 29 de enero de 2017

¿Compromiso = Obligación?

De la serie Mandalas del Amor. La Búsqueda.


No son lo mismo ni se escriben igual, sin embargo ambos términos interactúan en la cultura como sinónimos intercambiables o como siameses unidos por nacimiento. En nuestra cultura el compromiso ha sido usado como sinónimo de obligación esto podemos notarlo en lo que hacemos como individuos pero donde es más evidente es en  parejas y familias.  En la relación pareja el compromiso es de vital importancia pero donde comienza el compromiso es en el individuo propiamente. Esta mirada psicológica de las personas como entes generadores de sus comportamientos es relativamente nueva. Antes te comprometías o te obligaban a comprometerte porque una autoridad externa te lo ordenaba. Hoy en pleno siglo 21 todavía estamos con un pie fuera y otro adentro de lo que significa comprometernos. ¿O lo hago porque quiero o porque me siento obligado? Muchas veces se hace difícil la distinción porque si el grupo familiar aprueba algo, la persona se siente obligada y asume el compromiso como propio, de esto todos hemos tenido experiencias variadas.

El quehacer  cultura por otro lado,  construye comportamientos los fija por medio  de la costumbre y los sostiene a través de la supervisión diaria de los defensores culturales que somos todos. La cultura comunica las formas o maneras de un grupo particular pero no es un oráculo inamovible, es un quehacer diario que debe irse  ajustando a las expresiones del grupo y a sus contextos históricos. Es decir, la cultura se revisa en muchos de sus aspectos para hacerla viva y que siga sirviendo al pueblo que la genera al momento presente. Sin embargo, dichos cambios se producen con extrema lentitud y muchas veces podemos observar que decimos algo y hacemos lo contrario culturalmente hablando.

Ricardo es un hombre profesional de 50 años que está en un matrimonio abalado por todos aplaudido por todo su entorno y en el cual el siente que ni el ni su esposa tuvieron mucho que decir, más allá de aceptar casarse porque se gustaban,  se querían y eso era lo propio a su edad 24 años.  Esto es muy común y ha sucedido miles de veces y volverá a suceder otras tantas. Una vez en la relación como ya se había adquirido un ‘’compromiso” es decir una “obligación” tanto Ricardo  como Aurea continuaron la vida.
En las insatisfacciones propias del no saber, no conocer y no poder quejarse porque el matrimonio no es perfecto, “todos tienen sus cosas”, y ni pensar en romper su vínculo “sagrado” ambos comienzan a buscar otras avenidas de escape según lo que se les permite a los sexos en la cultura del “compromiso”. El escogió trabajar mucho, llegar tarde o no llegar y tener una que otra aventura. Ella por su parte escoge convertirse en una esposa “quejosa”, insatisfecha de su vida que no se parecía en nada a lo que había imaginado y cada día añade más alcohol y medicamentos para trabajar con sus ansiedades,  depresiones o insatisfacciones. Ambos están en una trampa cultural donde si se atreven a comentar algo, otros y otras les dirán “que así son la cosas”

Esté pedazo de historia puede tener muchos matices, pero se repite con múltiples variables demasiadas veces. Algunos pensaran que es una exageración y para ellos la pregunta es: ¿ Cuántas personas casadas conoces que están comprometidos no obligados en la relación?   Quizás tenemos que revisar si todavía se ve el matrimonio como la aspiración máxima de las personas y por ello  repetimos lo mismo en espera de que aunque le sale mal a un porciento muy alto a nosotros nos saldrá bien o porque el espectáculo de la boda nos captura y no se cuestiona.  

Para muchos de los lectores la historia les  es común, para otros es que ellos ( R y A)  no lograron  ajustarse a la vida de casados, no se querían lo suficiente o no buscaron mantenerse unidos.  Para estar en pareja con otro humano es necesario conocerte y conocer, explorarse y explorar.  Si embargo, hasta hoy el conocerse no pasa de que gustos tenemos y el conocer se trata de si somos compatibles en gustos o en la vida sexual. Sin embargo, parece que la alta tasa de divorcios y los tiempos que corren exigen mucho más de cada uno de nosotros y ese es el reto que nos trae la vida. Lograr de manera creativa, honesta plantearnos a nivel individual y cultural nuevas maneras de parejas de compromisos reales y voluntarios.

Como profesional que trabaja con estos temas me propongo escribir sobre el tema del compromiso y su “sinónimo” la obligación, el compromiso trabajado como el poder de decidir, ingredientes necesarios del compromiso en una próxima entrada al blog los invito a leerme .  Hasta pronto.


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
(787) 399-3114. thaliacuadrado@gmail.com


Las miradas.

  Después de tantos años hablando con gente te haces especialista en miradas. Identificas las dulces y las amargas. Las tiernas y las...