sábado, 10 de noviembre de 2018

¿Cómo es posible que hagas tanto daño ? Si estas de paso.

De la serie: Todos a una. "Juntos".
Medio mixto. 15'.5 x 7''. 2018

Confieso que no sigo en su mayoría las noticias. Lo hago como una manera de protección a mi salud mental. Pienso que si lo hiciera me pondría las manos a la cabeza y correría calle arriba calle abajo gritando como en  la pintura El grito de Munch.

Tal parece que a muchos, más de los que seria razonable los ha poseído el ego y duermen el sueño de los que dicen estar vivos, sin medir ninguna consecuencia de sus actos ni de las consecuencias para el resto de los mortales.

Creo firmemente que lejos o cerca de las personas o los hechos por el solo detalle de compartir oxigeno todos estamos conectados y por ello somos copartícipes de lo que sucede. Hasta en el lugar en apariencia lejano tenemos injerencia con las decisiones que tomamos a diario. 

A veces me parece que hemos hecho todos un pacto destructivo para todo lo que vive y respira en la tierra, incluyendo el planeta mismo. Solo hay que dar un paseo por “ las noticias” un día cualquiera para darnos cuenta que desde la vecina hasta el presidente están destruyendo a diestra y siniestra sin reflexión alguna. 

No puedo y creo que nadie pueda, predecir lo que va a suceder ni aquí ni en la Conchinchina. Hay una especie de caos colectivo inconsciente y por otro lado una gran búsqueda de construcción, que todavía no es colectiva en evidente lucha. Abonemos para que gane la construcción. 

Lo que si sé y de esta estoy segura es que  la filosofía que es el arte de cuestionar, de hacer preguntas una vez más puede venir en nuestro auxilio. Para hacer preguntas, para tomarnos el tiempo de analizar, para sosegarnos en la búsqueda de alternativas. Las noticias de a diario son en su mayoría impulsivas, muchas veces para meter miedo, otras veces usadas por los inconscientes para desinformar y manipular. 

Quizás haciéndonos preguntas en vez de emitir juicios a la ligera podremos recordar  que estamos de paso y debemos pensar cada uno o una en el legado personal que queremos dejar cuando ya no estemos en este plano. Y recordar  que lo importante es la vida este donde este y tenga la forma que tenga. Y esto no lo dicen las noticias. 


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada. 
787 399 3114

sábado, 2 de junio de 2018

El duelo y los muertos inconvenientes.









Los zapatos nos  sirven para caminar y estamos caminando, con los puestos y con los que corresponden a nuestros muertos. Como está mandado por las normas de la emoción y  del duelo que todo ser vivo tiene que hacer por sus muertos para aspirar a la sanidad mental, la claridad del pensamiento y para poder continuar caminando. Ayer comenzamos a caminar. 

lunes, 1 de enero de 2018

El cuerno de la abundancia

De la serie: Mandalas de procesos.
El cuerno de la abundancia.
Acrílico sobre tela.
51"" x 45"". 2015.


Comenzar y terminar son las dos caras de la moneda del proceso del movimiento, del cambio de la vida.  Por eso cuando termina un año y el otro esta nuevo y abierto a todas las posibilidades, de manera natural hacemos la reflexión del momento.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Marìa y su legado emocional.

Bandera de Puerto Rico.








Existe una gran dificultad al escribir sobre el tema del trauma y sus impactos sobre todo cuando estas involucrada. Los puertorriqueños y todos los demás hermanos que comparten este suelo estamos ante un impacto nunca antes experimentado. Voy a intentar ponerme en el lugar del otro u otra que es mi propio lugar y hacernos algunas recomendaciones.

viernes, 22 de septiembre de 2017

HURACAN MARIA. PUERTO RICO.

Mandala por Thalía Cuadrado















Cada experiencia tiene su propio afán y esta que nos ocupa ha destrozado todo lo que amamos. No podemos quitarle importancia a lo material porque gran parte de lo que somos es materia y eso que podemos tocar define muchas veces lo que somos o queremos ser.

Decir que no importan los bienes materiales es cierto pero también es cierto que por ellos hemos trabajado múltiples horas de nuestra corta vida en la tierra y hasta ahora muchas veces eso nos ha definido.

jueves, 10 de agosto de 2017

La limpieza de Urano.

De la serie Mandalas del Amor.
Intercambio. Acrílico sobre tela.
48''x 36''. 2017.












Cuando algo nuevo va a  llegar a nuestra vida lo mejor es, que nos coja preparados con los zapatos limpios, el corazón contento y espacio para lo bienvenido. Para la vida siempre hay que estar listo pues nada puede llegar si no tenemos el espacio para recibirlo o las puertas del corazón están cerradas.

Estas palabras son tan ciertas que muchas personas que desean algo con todo el corazón no puede llegarles porque no están preparadas para recibirlo. Cada cosa, persona, regalo, luz o sombra tiene que encontrar el espacio de entrada para hacerse visible. Si las puertas del entendimiento están cerradas no puede entrar, sea lo que sea.

domingo, 11 de junio de 2017

Los periodistas











No estudié periodismo mis estudios son en  psicología clínica, hago la salvedad porque mis palabras proceden de mi preparación académica y mi experiencia profesional.

Soy una enamorada del periodismo, en mi opinión como en la de muchos, los periodistas son los ojos, los oídos en fin los sentidos de los ciudadanos, allí donde no podemos estar, están ellos y ellas.  Me encanta ver, escuchar o leer un buen reportaje de cualquier tema, aún si es de algo que me parece no me interesa termina fascinándome, quizás ni siquiera por el tema y si  por la manera en la que el o la periodista lo enfoca.

domingo, 9 de abril de 2017

¿Cuál es la herencia?











Examinando las incongruencias de las situaciones del presente respecto a los  jóvenes y la Universidad hice la Promesa de tratar de poner en palabras cómo lo observo.  

Los jóvenes estudiantes que hoy protestan por lo que creen injusto tienen que escuchar de sus padres y abuelos el reclamo de que ellos no tienen que protestar porque  lo han tenido todo. Además de los señalamientos diarios en prensa, radio y tv de personas que los señalan como un grupito de “quedaos sin oficio ni beneficio”. Que lo mejor que pueden hacer es ponerse a estudiar y dejarse de huelgas y protestas. O de los confundidos de espíritu que creen que todos debemos callarnos para que nos vaya mejor, no vaya a ser que enfademos al amo.

domingo, 5 de marzo de 2017

Si peleas con tu miedo, pierdes

De la serie: Mandalas del Amor.
Buscándote. Acrílico sobre tela. 20" x 20"2017













El miedo es parte de la vida no es algo de lo que hay que correr. El Sr. Miedo es algo que hay que entender, educar y al final actuar a pesar de su presencia. El miedo tiene una función muy importante nos avisa de riesgos, es una  valiosa voz interna. Lo que nos ocurre es que en un mundo inseguro el miedo no se activa de vez en cuando, realmente está  activado siempre.  Hasta el punto de que si  esperamos a no tener miedo para hacer algo las ideas, los proyectos, los sueños morirán sin que nadie intente hacerlos realidad.

El miedo activado en cada momento se convierte en inmovilismo y nos impide la vida a través de las reacciones del cuerpo, y  la ayuda de la mente negativa. Somos muchos los que decidimos no actuar, por miedo al qué dirán, al escarnio público, a no saber si es el momento o a la lentísima manera con la que decidimos las cosas. Por otro lado la inacción ante la vida tiene como consecuencia , el estancamiento.

Universo de Mandalas. Febrero 2017.

De la serie:Mandalas de Procesos.
Universo de mandalas. Acrílico sobre tela. 20" x 20"2017


El círculo representa lo que somos en un momento dado, la mandala de ese momento. Sin embargo, todos somos parte de un universo de mandalas donde cada una de ellas representa el proceso de una persona.

El mayor reto, el proceso mayor es despegarse del colectivo de mandalas, encontrarnos con nuestro propio ser, el yo verdadero y hacer de nosotros una mandala única e irrepetible.

Este trabajo voluntario y necesario tiene múltiples variantes de tiempo espacio, edad cronológica o la del corazón. Esta tarea además tiene muchos caminos y aún cuando todos conducen al mismo lugar, es decir a reencontrarnos con el sí mismo, también es cierto que todos son distintos para cada persona.

Cuando una persona se encuentra de manera consciente y voluntaria en su búsqueda, los demás caminantes debemos ejercer la mayor discreción. El respeto por el proceso propio debemos de extenderlo al otro pues dado que somos distintos por derecho propio nunca debemos, juzgar, criticar el camino que el otro escogió.

La compasión es la norma más importante y esa nos la debemos a nosotros mismos por nuestros errores humanos y al otro por los suyos, solo de esta forma cada uno o una llegara al centro de su mandala única e irrepetible asumiendo la responsabilidad y el compromiso de su propia verdad.  


La autora es Psicóloga Clínica en practica privada.
(787) 399-3114
thaliacuadrado@gmail.com


martes, 31 de enero de 2017

Enero de 2017: El Tiempo.

Mandalas de Procesos. El Tiempo. Acrílico sobre tela. 51" x 45". 2015
El tiempo, que no pasa o pasa tan rápido. Al que queremos capturar cuando la experiencia nos es, dulce. Al que queremos adelantar, cuando nos amarga el momento.

Doce son las horas, de día o de noche, que marcan los procesos  de la vida. Procesos humanos del pensamiento, las emociones, amores o soledades. Los retos de las posesiones, los apegos o desapegos,  todo se produce y se mide, en el tiempo. Y sobre todo el tiempo que nos enfrenta a la aventura de los ineludibles cambios, que muchas veces posponemos.  Todo ello, ocurre, en el tiempo.

El tiempo que nos ha marcado éste comienzo de año, tanto el occidental como el año nuevo Chino del Gallo de fuego. Este tiempo que hemos inventado y que se convierte en nuestro verdugo cuando estamos esperando algo que no sucede o deseamos detener cuando esperamos ese algo que no queremos que ocurra. El tiempo que nos enseña que fluir es el único camino para que no nos gane la batalla.

El tiempo de ayer que nos produce tristeza, el de mañana que nos provoca ansiedad y el de hoy, el de ahora que siendo el único es el que tenemos en verdad. Así termina este tiempo de 31 días espero que les halla sido placenteramente aleccionador.


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada y pintora de los procesos que vivimos todos.

(787) 399-3114 thaliacuadrado@gmail.com

domingo, 29 de enero de 2017

¿Compromiso = Obligación?

De la serie Mandalas del Amor. La Búsqueda.


No son lo mismo ni se escriben igual, sin embargo ambos términos interactúan en la cultura como sinónimos intercambiables o como siameses unidos por nacimiento. En nuestra cultura el compromiso ha sido usado como sinónimo de obligación esto podemos notarlo en lo que hacemos como individuos pero donde es más evidente es en  parejas y familias.  En la relación pareja el compromiso es de vital importancia pero donde comienza el compromiso es en el individuo propiamente. Esta mirada psicológica de las personas como entes generadores de sus comportamientos es relativamente nueva. Antes te comprometías o te obligaban a comprometerte porque una autoridad externa te lo ordenaba. Hoy en pleno siglo 21 todavía estamos con un pie fuera y otro adentro de lo que significa comprometernos. ¿O lo hago porque quiero o porque me siento obligado? Muchas veces se hace difícil la distinción porque si el grupo familiar aprueba algo, la persona se siente obligada y asume el compromiso como propio, de esto todos hemos tenido experiencias variadas.

El quehacer  cultura por otro lado,  construye comportamientos los fija por medio  de la costumbre y los sostiene a través de la supervisión diaria de los defensores culturales que somos todos. La cultura comunica las formas o maneras de un grupo particular pero no es un oráculo inamovible, es un quehacer diario que debe irse  ajustando a las expresiones del grupo y a sus contextos históricos. Es decir, la cultura se revisa en muchos de sus aspectos para hacerla viva y que siga sirviendo al pueblo que la genera al momento presente. Sin embargo, dichos cambios se producen con extrema lentitud y muchas veces podemos observar que decimos algo y hacemos lo contrario culturalmente hablando.

Ricardo es un hombre profesional de 50 años que está en un matrimonio abalado por todos aplaudido por todo su entorno y en el cual el siente que ni el ni su esposa tuvieron mucho que decir, más allá de aceptar casarse porque se gustaban,  se querían y eso era lo propio a su edad 24 años.  Esto es muy común y ha sucedido miles de veces y volverá a suceder otras tantas. Una vez en la relación como ya se había adquirido un ‘’compromiso” es decir una “obligación” tanto Ricardo  como Aurea continuaron la vida.
En las insatisfacciones propias del no saber, no conocer y no poder quejarse porque el matrimonio no es perfecto, “todos tienen sus cosas”, y ni pensar en romper su vínculo “sagrado” ambos comienzan a buscar otras avenidas de escape según lo que se les permite a los sexos en la cultura del “compromiso”. El escogió trabajar mucho, llegar tarde o no llegar y tener una que otra aventura. Ella por su parte escoge convertirse en una esposa “quejosa”, insatisfecha de su vida que no se parecía en nada a lo que había imaginado y cada día añade más alcohol y medicamentos para trabajar con sus ansiedades,  depresiones o insatisfacciones. Ambos están en una trampa cultural donde si se atreven a comentar algo, otros y otras les dirán “que así son la cosas”

Esté pedazo de historia puede tener muchos matices, pero se repite con múltiples variables demasiadas veces. Algunos pensaran que es una exageración y para ellos la pregunta es: ¿ Cuántas personas casadas conoces que están comprometidos no obligados en la relación?   Quizás tenemos que revisar si todavía se ve el matrimonio como la aspiración máxima de las personas y por ello  repetimos lo mismo en espera de que aunque le sale mal a un porciento muy alto a nosotros nos saldrá bien o porque el espectáculo de la boda nos captura y no se cuestiona.  

Para muchos de los lectores la historia les  es común, para otros es que ellos ( R y A)  no lograron  ajustarse a la vida de casados, no se querían lo suficiente o no buscaron mantenerse unidos.  Para estar en pareja con otro humano es necesario conocerte y conocer, explorarse y explorar.  Si embargo, hasta hoy el conocerse no pasa de que gustos tenemos y el conocer se trata de si somos compatibles en gustos o en la vida sexual. Sin embargo, parece que la alta tasa de divorcios y los tiempos que corren exigen mucho más de cada uno de nosotros y ese es el reto que nos trae la vida. Lograr de manera creativa, honesta plantearnos a nivel individual y cultural nuevas maneras de parejas de compromisos reales y voluntarios.

Como profesional que trabaja con estos temas me propongo escribir sobre el tema del compromiso y su “sinónimo” la obligación, el compromiso trabajado como el poder de decidir, ingredientes necesarios del compromiso en una próxima entrada al blog los invito a leerme .  Hasta pronto.


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
(787) 399-3114. thaliacuadrado@gmail.com


domingo, 22 de enero de 2017

La Rueda de la Vida.

La Rueda de la vida. Carátula del Calendario Mandalas de Procesos 2017.
Acrílico sobre tela. ''16 x ''20. 2009
 Arriba…Abajo…A la derecha…A la izquierda…Son todas experiencias de cómo sentimos la vida. Todas ellas, celebraciones de momentos que solo son percepciones personales, en cada una de estas posiciones nos encontraremos en algún momento en la eterna rueda de la vida. En todas lo importante será reconocer que esa también pasará.

En la rueda de la vida estamos todos los que vivimos en el planeta, algunos estarán conscientes de este movimiento, otros viven como si la vida solo se moviera  a su voluntad. Muchas personas solo se percatan del movimiento cuando éste no les es favorable y buscan con desespero que todo regrese a como era antes del cambio. Otros están contentos mientras pueden balancearse como trapecistas en una estabilidad que les es funcional y  allí se mantienen a veces por toda la vida.

Vivir es sinónimo de movimiento y cambio, nada que este vivo está estático, Querer estar siempre en la parte superior de la rueda como único lugar posible de bienestar es una ilusión imposible de lograr. Para estar realmente vivo hay que experimentar la vida en todas sus manifestaciones con sus luces, sus sombras y todas las posiciones.

La rueda se mueve y todos con ella cambiamos de posición y cada cambio requiere otros comportamientos y el desarrollo de nuevas fortalezas para vivirlo. El apego que solemos experimentar al lugar que nos agrada no es parte de la rueda es nuestro ego que quiere aferrarse a lo conocido.

Por este apego es que vemos personas que aunque lo estén pasando fatal están apegadas a ese estado. Si aprenden a soltar se mueven con la rueda a otro lugar quizás más favorable. La realidad es que tanto si es maravilloso donde estemos en la rueda, como si es terrible  esto también pasara y apegarnos solo nos causa más conflictos y dolor.  

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.

-->
(787)399-3114 thaliacuadrado@gmail.com

¿Cómo es posible que hagas tanto daño ? Si estas de paso.

De la serie: Todos a una. "Juntos". Medio mixto. 15'.5 x 7''. 2018 Confieso que no sigo en su mayoría las notic...