viernes, 25 de noviembre de 2011

Todos somos responsables, la solución es colectiva,solo tienes que hacer tu parte

Union todos somos uno.Acrílico sobre canvas. 2011

La cultura es un quehacer diario de todos
Eduardo Seda Bonilla

Noviembre 25 del 2011, Día Internacional de no más violencia contra la mujer. El tema es amplio, me confronta, esta muy cerca y me duele. Puedo hacerles una entrada de la historia de la violencia contra la mujer, desde que el mundo es mundo. Sin embargo prefiero hablar de un tema con el que trabajo casi todos los días.
Durante muchos años he atendido consultas de parejas que en su mayoría están heredando de abuelos a padres y de padres a hijos, comportamientos que promueven la violencia hacia la mujer, casi sin darse cuenta.
Me refiero a cómo los padres y madres enseñan a sus hijos e hijas los códigos, las reglas, la educación sobre el trato que deben practicar para que podamos aspirar a erradicar la violencia contra la mujer, en algún momento.
Tomar conciencia de algo es darse cuenta de lo que estamos haciendo y actuar sobre ello. Dicho de otra forma, tomar conciencia es practicar la atención sobre nuestras conductas y actuar de acuerdo a ese darse cuenta, para poder modificar.
Por ello quiero dedicar estas palabras a las mujeres madres y a los hombres que las acompañan. La violencia contra la mujer se compone de una cadena de conductas, de lo que hacemos. Por ello la única manera de ayudarnos es la participación de todos, en la educación personal, en la que damos a nuestros menores y en lo que toca a cada uno y una. Esto es si de verdad queremos erradicar este horror de la vida de los humanos y no tener que tomar un día para la reflexión. Digo reflexión porque hoy yo no estoy celebrando nada, estoy en reflexión y te invito a reflexionar.
La labor educativa no es sencilla y no tiene efectos instantáneos, por otro lado es la única solución. 

Hagamos una pequeña lista de conductas diarias que podemos comenzar a corregir en el hogar, en el trabajo o donde te encuentres. Promovemos la violencia hacia la mujer cuando cada día…
*haces diferencia entre : ¿a quién le toca recoger la ropa del piso?
*permites que tu hijo varón te alce la voz, te falte el respeto, quizás imitando a su papá a quién también se lo permites y… quizás porque tú también lo haces
*olvidas que tu hijo sera amigo, esposo, compañero de otra mujer,  no lo educas solo para ti
*permites que tu esposo tenga el derecho de maltratarte, pero " es un buen padre"
*humillas a tu hombre porque resientes que no sea lo que tu te mereces, pero "aquí nos quedamos hasta que la muerte nos separe" o hasta que los nenes se vayan, "ellos necesitan un buen hogar"
*permites que tu hijo no reciba  las consecuencias de sus actos porque, "ese es el nene de mami y mami lo protege"
*cuando dices que esas cosas son de "otra clase social", "miras a otro lado", o le dices a tu amiga que "le de una nueva oportunidad"
Te invito a continuar añadiendo conductas diarias que promueven y sostienen el maltrato y la violencia. Este no es un tema "Light", ni se mejora con campañas grandes, la mejor campaña es la de cada uno y una , ese grano de arena seguro que hace MAR.

La autora es psicóloga clínica en práctica privada
(787)753-2848//399-3114
thaliacuadrado@gmail.com


1 comentario:

Espero tu comentario

Reflexiones frente a la obra "Hasta que la muerte nos separe".

"Hasta que la muerte nos separe" Obra de la artísta Anaída Hernández. !994. Primera exhibición en el Capitolio de Puerto Rico....