martes, 28 de febrero de 2012

¿Para lograr qué entramos en el drama?


Thalía Cuadrado

¿Qué es lo que pretendemos todos, que no sea repetir incesantemente el mismo comportamiento, que nos agota? Si hacemos un poquito de memoria observamos que dramas similares sirvieron de entretenimiento otros dias. ¿Cuál es el fin de invertir rios de tinta en la prensa escrita, horas de nuestra vida, estrés o "indignación"? ¿Cuál es el aprendizaje que nos queda después de todos los dramas anteriores? ¿Cuál nos quedará de este?

Tomemos el caso de la "violencia doméstica", el nombre que le damos siempre me ha parecido conflictivo. Lo doméstico es algo cercano, propio, con lo que convives, parece que cuando unimos esas dos palabras estamos diciendo que la violencia convive con nosotros en nuestros hogares. Implícito esta que cuando nos damos cuenta de que este cáncer crece en nuestro hogar, llamamos a la policía porque eso es lo establecido. Lo que por otro lado quiere decir que nos declaramos incompetentes para trabajar con nuestros propios problemas. Es decir, algo vive en mi casa y yo no he desarrollado ninguna estrategia para trabajar con "eso" y cuando estalla la bomba en mi sala, llamo a la policía. Buena lección para el desarrollo de la responsabilidad ciudadana, y para fortalecer uno de los problemas sociales mas importantes de nuestra sociedad, el que otro se encargue. Parece un ejemplo más de cómo no "bregamos" con lo que sucede hasta que truena y llamamos a Santa Bárbara.

En el tema de el trato o maltrato que las parejas se brindan todos los días, me queda meridianamente claro. Tanto la policía, los abogados, los representantes del estado, o los que llaman a los programas de radio coinciden en que, "las parejas se gritan , se tratan mal, pero eso lo hacen todos los matrimonios". Cuando escucho esto me gustaría ser periodista y preguntar ¿ sabe usted entonces para que caraj…se casa la gente? Asumir que nos vamos a tratar mal es un descrédito a la "institución del matrimonio" o al menos a mi me lo parece. Yo creo firmemente como terapeuta que las personas se "juntan" para ser felices y compartir, otra cosa es ajena a cualquier vínculo escogido en libertad.

Pero…Me sigo preguntando, ¿ para qué, de vez en cuando, con demasiada frecuencia nos permitimos entrar en estos dramas que le quitan la seriedad a temas tan abrumadores y apremiantes como la violencia doméstica?

¿Cuál es el aprendizaje que al final tendremos después de todo este tinglado que han montado individuos particulares, políticos, partidos políticos, fuerzas del estado y "las comadres".

¿Es esto un entretenimiento porque estamos aburridos, o entramos todos en una especie de "high" colectivo que nos ayuda a pasar el día? Si esta fuera la razón estamos perdidos. A mi entender la vulgarización o la reducción a chisme de los temas importantes que son el centro de la vida sana que nos merecemos, es la derrota de todos.

Capitulo aparte es si esa violencia domestica ocurre como es muy frecuente frente a los niños. Aquí para mi la responsabilidad vuelve a ser de todos. Estas situaciones son muy raramente , es decir, casi nunca o nunca espontáneas, todas tienen una historia larga detrás. Sin embargo, ni la madre ni el padre han podido dejar a un lado su ego, su patología, su ignorancia (la cual tiene remedio) para proveer un lugar de vida sano para sus hijos. Otra cosa es el llanto posterior, pero…¿qué pasa, nadie ha madurado antes de tener hijos? Nadie sabe que si eres mujer buscar un padre para tu hijo es más difícil que buscar pareja. Y ellos, ¿no saben que tener hijos también depende de ellos y cuidarlos es su responsabilidad?

A mi me quedan varias cosas claras:

*qué la policía es la encargada de "bregar" con la violencia, el mensaje es," no te eduques, cuando suceda me llamas"

*que cuando llenes la querella ten cuidado con lo que pones, porque las posibilidades de que manos interesadas lo hagan documento público son altas. !Ah! y subirá "ratings"

*que puedes decir lo que quieras y al final todo sera un "palabra contra palabra", en fin la verdad es huérfana también

*que los menores como casi siempre son fichas de cambio, los manejan como sea y "nadie hizo nada, pero lo ama y es lo mas importante"

*que todo se vale en política, hasta destruir un poco más al país

*que cualquier cosa te hace publicidad hasta la vergüenza, en fín no existen las consecuencias a tus actos sobre todo si eres gobierno

* y algo que me mueve más que nada es, que de ahora en adelante las mujeres o los hombres maltratados lo piensen muy bien antes de querellarse, cosa que hace el trabajo de ayuda cada día más difícil. Cada victima de maltrato tendrá un nuevo y sonado caso para decir" yo no voy a pasar por eso"

La autora es psicóloga clínica en práctica privada

(787)753-2848/ 399-3114

thaliacuadrado@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Vamos a dibujar una puerta.

Mi puerta. De la serie Mis puertas. Acrílico sobre tela. 18"x24''. 2019. Estamos en un nuevo a ño no  necesariamen...