sábado, 24 de marzo de 2012

Amar con los ojos y el entendimiento cerrados




                           " Si cierras los ojos ves para dentro. Si cierras el   
                               entendimiento no ves ni para fuera, ni  para
                               dentro" Thalía Cuadrado
                                    
Todas las personas, hombres, mujeres, niñas y niños tenemos necesidad de amor y compañía. Todos de formas distintas o en contextos distintos buscamos llenar esas necesidades, que son naturales y propias de la condición humana. Por estas necesidades es que  buscamos relacionarnos con las demás personas, la interrelación es una parte esencial de la vida humana. Buscamos tener relaciones de diferentes tipos  incluyendo las relaciones amorosas. Por ello nos juntamos, nos casamos, tenemos novios, novias o convivimos con el ser que amamos. Hasta aquí todo esto es saludable o como diríamos popularmente "normal".

Sin embargo, las situaciones o problemas  no surgen porque buscar el amor o querer tener amor y compañía este mal. Nuestros problemas y mas que problemas las  tragedias surgen porque en esa búsqueda cerramos los ojos y el entendimiento a verdades o realidades que no queremos ver. Muchas veces en nuestra desesperación acallamos  la razón y entendimiento que trata de alertarnos de que la persona a la que nos acercamos, solo traerá desdichas a nuestra vida.

Es muy interesante la cantidad de tiempo, espacio y reflexión que le dedicamos a actividades como decidir comprar una casa, una computadora, un electrodoméstico o un vestido de fiesta. Por otro lado una noche cualquiera en un lugar cualquiera, conocemos a alguien que nos gusta, hablamos una hora con un  perfecto desconocido y lo matriculamos en nuestra vida futura.
 Después de unas palabras comenzamos a adjudicarle cualidades que deseamos que tenga,  pero que no sabemos si de verdad esta persona tiene. Cuando le hablamos a nuestros amigos de esa persona al día siguiente parecería que lo conocemos de toda la vida.  La razón de esto es que casi inmediatamente de conocerlo (a) comenzamos a  escribir, firmar y a protagonizar una película. Muchas veces esa película esta escrita en nuestra mente y estamos a la búsqueda del o de la protagonista. El echo concreto  es que hemos hablado con alguien que nos gusta. La película usualmente  va unas  cuantas escenas adelantada, en ella ese desconocido ya esta en nuestra vida y es nuestra pareja.

Esta manera de incorporar una persona a la vida sin indagar nada mas, solo confiando en  el "me gusta" es uno de los errores catastrófico que cometemos en la búsqueda de esa compañía y amor.  Este comportamiento es muy común, pocas son las personas a las que no les ha pasado. Como psicóloga pienso que una de las razones para este comportamiento tan común, es que  las personas estamos casi todas en deficit de amor, es decir casi nadie tiene o a tenido suficiente. Por ello casi siempre que tenemos la mínima oportunidad  de tener amor nos tiramos a la piscina sin saber si tiene agua o si esta limpia.

Otra situación común en la búsqueda de llenar esa necesidad natural de amor es que tenemos una mente de escasez , es decir si llega alguien que te sonríe o te hace caso,"agarralo, porque crees que es todo lo que hay". Vivimos en un mundo donde nos han enseñado que si tienes una oportunidad no la dejes ir porque luego no viene otra. Cuando de la posibilidad de  tener amor se trata nos agarramos a cualquiera porque "esto es lo que hay". Las amistades te dicen "dale una oportunidad , no exijas mucho, porque te vas a quedar solo o sola". Esta manera de buscar amor tampoco trae buenas experiencias porque el amor  no funciona bien  a niveles de desesperación. Siempre recomiendo tomarlo con calma porque una de las enfermedades del amor y la pareja es la prisa que es prima hermana de las obsesiones de amor.

Cuando cerramos los ojos y el entendimiento lo único que queda despierto es la respuesta automática, aquello de lo cual no tenemos control porque la mayoría de las veces no sabemos lo que estamos haciendo. Nos parecemos a aquel personaje tan gracioso Mister Magu que iba con los ojos cerrados y muy entretenido en su diálogo interno que siempre estaba en peligro y el ni se daba cuenta. Lo desgraciado es que cuando actuamos como Mister Magu, siempre estamos en peligro de tener relaciones dañinas y despertamos cuando suceden situaciones lamentables que duelen. Esta es una de las razones por lo que las personas piensan que el amor es ciego. El amor realmente no es ciego, los que cerramos los ojos somos nosotros porque escogemos no prestar atención.

Todos nos merecemos por lo menos otro ser humano que nos ame y nos haga sentir importantes, señalados o escogidos de entre la multitud. Pero para que algo tan "normal"  no se convierta en algo "anormal" debemos tener en cuenta varias cosas. Quiero darte algunas ideas que te pueden ayudar:

_Si de verdad quieres una pareja, no cierres los ojos, abre tu mente y no te duermas
_Pregunta todo aquello que no te haga sentido, por mucho que tu creas que puedes entender, pregunta, no asumas
_No  confíes en la palabra, las palabras no quieren decir nada sino van acompañadas de la acción.  Si falla la acción es porque la persona no es lo que dice ser
_Tómatelo con calma, la búsqueda de amor no es una carrera de rapidez es una carrera de resistencia. Si alguien te interesa continua conociéndolo, sea hombre o mujer, es una cajita de sorpresas
_No tengas tanta prisa en presentar a esa persona a tus amistades, conócela primero
_ En estos tiempos parece que las personas desnudan primero el cuerpo y a veces muy después el alma. Ten cuidado si lo que quieres es un cuerpo, no te quejes luego de que no era lo que tu "creías"
_Hay muchos mas cuidados , pero te comparto uno mas. La calidad de las relaciones que establecemos tiene que ver con la calidad de persona que tu eres. Si en el camino encuentras a alguien que no es como lo que  tu deseas tener a tu lado. Déjalo pasar.


La autora es psicóloga clínica en practica privada.
thaliacuadrado@gmail.com
(787)753-2848//399-3114

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Vamos a discernir.

De la serie Yin- Yan. "Separar y juntar". Acrílico sobre tela. 16"x 16". 2019. Hoy es mi cumpleaños me siento con g...