martes, 5 de junio de 2012

¿Soy culpable o soy responsable?

Laberinto. Acrílico sobre papel de hilo. 2012.


En el trabajo psicológico no existe la palabra culpable, la culpa es un término usado en el mundo legal, en los contextos religiosos o en las posiciones moralistas de la conducta.  Es decir, no importa lo que hayas echo en tu vida, ya sea ser infiel, robar, ser corrupto o mentir, en el trabajo terapéutico eres responsable, no culpable.

Ser corrupto con si mismo o con cualquier institución, mentirse o mentir a otro, ser infiel a si mismo o a la pareja, son conductas que en líneas generales no son  deseables. Sin embargo, si la persona busca ayuda porque comete un error por el que se siente culpable, su trabajo es asumir responsabilidad y abrirse a la liberación.
 A diario conozco o tengo consultas de personas atormentadas por la culpa. Cuando un terapeuta recibe  una persona angustiada por la culpa que siente por algún evento en su vida, la misión principal con el consultado es ayudarlo a moverse a una posición más activa. La culpa es un estado de  inmovilidad, cuando nos sentimos culpables estamos en un circulo vicioso donde usamos mucha energía para culparnos de algo para lo cual no tenemos salida. Esto es así porque básicamente una vez llevamos a cabo los actos estos  no pueden borrarse. Después de mucho pensar y analizar nos sentimos igual de…culpable.
La posición responsable, es decir responder al error o falta que se ha cometido, asumir la responsabilidad de nuestros actos, nos permite transformar los eventos de los que nos sentimos culpables. Llevando a cabo acciones  como pedir disculpas, cerrar una experiencia, perdonarse y perdonar podemos comenzar a sanar la experiencia de vida.
La posición psicológica no es moralista, las cosas en el mundo humano no son blancas o negras, casi todo en el terreno de la vida es gris o de tonos grisáceos. Ante una consulta el psicólogo clínico no puede asumir una posición de juicio, o señalar, la posición es de apertura, compasión y apoyo sanador. Algunas personas piensan que el psicólogo es permisivo, realmente es un error pensar de esta manera. No culpar se basa en la conciencia de que la conducta  es un tema muy complejo y dadas las circunstancias nadie puede afirmar con certeza lo que hará. Sin embargo, si ante los errores grandes o pequeños podemos ayudar con la consulta a restablecer el equilibrio y sanar estaremos haciendo una labor extraordinaria. Muchos de nosotros tenemos unas maneras de ver o sentir los eventos a nivel personal. Sin embargo, la posición ante el consultante tiene que ser desde su perspectiva y para ayudar en su transformación o evolución, nunca para estancar el proceso o para satisfacer al profesional.
Por otro lado la visión de la culpa en términos legales, permite al sistema judicial condenar  a las personas que han cometido faltas en la sociedad.  Muchas religiones tienen una visión de culpar a las personas que no cumplen sus reglas, si perteneces a algun grupo religioso debes pensarlo muy bien antes de actuar fuera de sus normas. Pero recuerda para el sistema judicial puedes ser culpable, para tu congregación puede que lo seas, para tu trabajo terapéutico eres responsable de tus actos y de la transformación de los mismos.

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada
(787)753-2848//399-3114
thaliacuadrado@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

La ética aplicada a las interrelaciones.

Libra. Medio mixto sobre cartón reciclado. 18"x 7''. 2019. De la colección de Denise Rivera. Las cosas más importantes...