domingo, 14 de octubre de 2012

Pinturas Mandalas

"Pe".acrílico sobre canvas.30/40.2012.

In working out a Mandala for yourself you draw a circle and then  think of the different impulse systems and value systems in your life. Then you compose them and try to findout where your center is.Carl G.Jung
Awarness of the mandala may have the potencial of changing how we see ourselves, our planet, and perhaps even our own life purpose. Bailey Cunningham.

Comencé a pintar a diario en el 2009, sin embargo mi primera pintura data  del 1989. Hoy día puedo decir que pintar es una actividad que me brinda enormes satisfacciones y me ayuda a sanar la experiencia de vivir. Comence a pintar porque tenia mucha energía acumulada y tenia que continuar buscando maneras saludables de liberarla. Poco a poco fueron cuajándose dentro de mi, las formas de círculos, mandalas y su eterna presencia en el inconciente, Estas pinturas muestran procesos personales, de mis consultantes o amigos que marcan mi vida y la enriquecen.

Pintar mandalas nace como un intento de traducir a algo concreto tangible, unos procesos que de otra forma no son traducibles. Me encanta escribir y tengo miles de historias que quiero regalarles, pero los procesos psicológicos propios o de mis pacientes han exigido su lugar que no es la palabra sino la pintura.

Este encuentro con el círculo no es ajeno a mi experiencia ya que uno de mis grandes maestros, Joseph Campbell, lo menciona y explica con frecuencia. Campbell y Carl G. Jung me inician en el mundo del círculo de una manera conciente y sanadora a través del concepto Mandala. Ambos maestros han sido por años mis lecturas de cabecera y más que re-leerlos tengo que confesar que los vivo.

La palabra mandala quiere decir círculo en  Sánscrito. Sin embargo, es mucho más que una forma geométrica. El círculo representa el ser y su  completación y en este caso una manera  visible y organizada de estructurar la vida y los procesos que la sostienen.

La mandala como una manera de sanación es un concepto usado en las culturas a través del mundo.  Muchas de mis mandalas, representan un proceso de dolor y perdida, Amor, traición o en otras el desapego voluntario de la vida que llevamos y deseamos transformar. Yo pinto mandalas para sanar y sanarme para liberar y liberarme, para transformar y transformarme.

Mandala es la búsqueda del interno, del fluir de la vida según se desarrolla en el interior y se manifiesta hacia el exterior. Mandala es el universo que vive en cada uno de nosotros. Hago pinturas de mi universo y de los universos que me confían. La única experiencia genuinamente inédita y directa de la que disponemos es la experiencia interna. Por ello para mi es vital explorar todas las maneras posibles de acceder y traducir a  un lenguaje que me permita demostrarla en toda su dimensión. Mis Mandalas son autorretratos psicológicos de lo que experimento, de mis vivencias, de las vivencias que escucho. A través de las mandalas, las energías que vivo y comparto adquieren voz.

Para mi la terapia es un arte, es una actividad multisensorial y  multifacética, donde tanto la terapéuta como el consultante utilizan todo su caudal de conocimientos para observar el proceso de ese momento, el que provoca la consulta. Todos estamos permanentemente en una historia, viviendo una historia, escuchando una historia,  mirando e imaginando la historia de la propia vida y la historia que nos cuentan. En terapia nos detenemos y examinamos nuestra propia historia.

Jung llego a la conclusión de que los humanos tenemos todos un mito personal, es decir todos tenemos  una historia, que vivimos, escribimos y reescribimos a lo largo de la vida. Nuestra historia  esta escrita de emociones que nos pintan el mundo de manera  propia , nos conectan con el mundo interno y nos  llevan por el camino del paso por la vida. Creo como el maestro que sin una historia propia conciente coherente  ninguna cultura,  sociedad o personalidad pueden sobrevivir ni participar   en el proceso evolutivo.

Mi círculo esta enmarcado en un cuadrado para ejemplificar los cuatro puntos cardinales dentro de los cuales se mueve la vida material. Con frecuencia mis mandalas tienen aperturas hacia el exterior del círculo que ejemplifican el intercambio energético con las energías alrededor visibles o no visibles.

Mis Mandalas intentan provocar una mirada hacia lo interno y el autoconocimiento, facilitando el contacto con lo que somos o aspiramos a ser. Dibujar y pintar  una mandala puede ayudarte a unificar fragmentaciones de la personalidad y a crear un orden individual, la idea seria coordinar tu circulo con el círculo universal. Te invito a intentarlo.

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada
(787)753-2848//399-3114
thaliacuadrado@gmail.com
www.thaliacuadrado.com















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Explicar no es Justificar.

El árbol de la vida. Medio Mixto. 11' x 81/2''. 11/ Julio/2019. Con frecuencia nos enredamos con estos dos términos. Ex...