domingo, 4 de noviembre de 2012

Seis años de casados y...virgen.

Ehwaz/Ehwo.Acrílico sobre canvas.16/16.2009.


                   Sex is the religion of  a marriage.
                   contemplation, its rituals, its prayer, and its
                   communion. The soul of sex. Thomas Moore

Esta entrada es un aviso a navegantes para los padres que no respetan la vida que sus hijos vienen a vivir. Para los que por desconocimiento diseñan la vida amorosa de sus hijos o los protegen tanto hasta el punto de dejarlos sin destrezas para la vida. Va para todos esos padres y madres que por amor quieren conducir la vida de sus hijos y al final la llenan de desilusión y confusión.
Martha y Lorenzo se conocieron en la Universidad, el nunca había tenido novia, "no todos los muchachos son iguales",  " él es muy tímido",  decían sus padres. Martha lo repetía con frecuencia cuando alguna amiga le preguntaba si ya… decía que el era "muy tímido, que la respetaba mucho, que habían decidido no tener nada antes de casarse porque ambos eran virgen y querían llegar castos al matrimonio, la parecía "tan romántico".
Antes de terminar por la presión familiar  hubo "mega boda", la  luna de miel fue visitando universidades para estudios graduados, todo bien excepto que al regresar continuaban virgen. Estaban tan cansados, las entrevistas, la euforia de irse a estudiar fuera, que  no quedaban ganas de nada.
Estudios Graduados
Se llevaban tan  bien que Martha tardo mucho en darse  cuenta que algo no marchaba, y comenzó como muchas chicas en esta situación a culparse de que su esposo no la tocaba nunca. La verdad es que cuando salían Lorenzo la tomaba de la mano, y cuando veían TV. hasta entrelazaban las piernas. Eran los super amigos, excelentes compañeros de apartamento, pero nada mas.
Comenzó a tener dudas, " yo creo que  soy bonita, sera que no le gusto, ya no me quiere". Martha se daba cuenta de que comia en exceso y ya no se arreglaba, "pero yo soy estudiante, creo que estoy deprimida". Él por otro lado  se escapaba en los libros, buscaba cualquier excusa para no estar en el apartamento, cuando ella se le acercaba, le decía con coraje,  "pero no te das cuenta que yo tengo que estudiar" y con eso le cerraba la boca por unos meses mas.
En vacaciones a casa  Martha hablo con su mamá, pero casi no pudo terminar porque esta le dijo: "eso no es necesario hasta que quieran tener hijos y ustedes son jóvenes todavía", fin de la conversación. En la universidad no interactuaban con nadie no tenían amigos, los padres se turnaban para visitarlos, así que realmente no tenían mucho tiempo solos.
Otras vacaciones hablo con una amiga de la universidad, ella le dijo lo que sospechaba,"esto no es normal". Martha  era una chica tan inexperta, ingenua, criada en urna de cristal, realmente no sabia de nada que no fuesen sus estudios. El conocimiento de su  sexualidad era nulo, de la sexualidad humana en general lo que le enseñaron en el colegio que era mas bien información sobre reproducción. En la consulta tuvo que pasar algún tiempo para traer el tema, no sabia ni por donde empezar.
Maltrato psicológico
Tenia todos los síntomas de una mujer maltratada, se culpaba abiertamente por la situación, se sentía poca cosa, no podía hablar con el y cuando se atrevía a decir algo el la culpaba por pensar solo en "eso", le decía que estaba enferma. Que se alegrara de que el la escogió "yo pude tener a cualquier nena", " si tu querías un marido que solo le importara el sexo, te hubieras casado con un bruto sin estudios, yo soy un profesional, le gritaba". Lorenzo dormía en la cama con ella cuando estaban los padres, cuando estaban solos dormía en el sofá/cama, no le permitía que se le acercara, le decía palabras irrepetibles y solo se tranquilizaba cuando ella se iba a llorar al cuarto lo que hacia casi a diario.
Aún les quedaba un semestre e hicimos citas por teléfono. En la ultima ocasión que los padres de Lorenzo fueron a verlos, ella observo que ellos trataban de complacerlos en todo y hacían planes de los nietos con un entusiasmo tan exagerado que era difícil de entender,  se dio cuenta de que sus suegros sabían la verdad, "eso  me destrozo".
Sin embargo, esta misma conversación obsesiva fue la que hizo a Martha decirme un día en nuestra cita telefónica, "yo creo que Lorenzo es homosexual". Habia estado observando la situación por recomendación terapéutica, se dio cuenta que el cambiaba cuando hablaba con los chicos, "sera que no le  gustan las mujeres". Después de esta realización Martha se sintió mucho mejor, "el problema no soy yo".
* Para la conclución de esta historia te invito a leer mi próxima entrada con recomendaciones. Los nombres de esta historia no guardan relación alguna con personas reales. La historia es una mezcla de muchas. Si tu lector o lectora te reconoces es porque los elementos de esta historia son mas comunes de lo que pensamos.

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada
(787)753-2848//399-311   thaliacuadrado@gmail.com   www.thaliacuadrado.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

La ética aplicada a las interrelaciones.

Libra. Medio mixto sobre cartón reciclado. 18"x 7''. 2019. De la colección de Denise Rivera. Las cosas más importantes...