domingo, 9 de diciembre de 2012

Gracia y Jason. (segunda parte)

Luces y sombras. Acrílico sobre canvas.16/16.2011

Ayudar no es igual a rescatar. Si cerramos los ojos, otros nos estarán guiando.

Obviamente Gracia estaba destruida y casi no daba crédito a lo que estaba viviendo, "alguien tiene que explicarme esto, yo creo que me voy a volver loca, después de cómo yo he sido con el, no entiendo, no entiendo, nada". Estaba desesperada, no sabia que hacer, cómo decirle a sus padres, "cuando lo sepan me matan". Se sentía traicionada, decepcionada, tratando de buscar en su mente cómo Jason pudo hacerle esto.
Tratemos de Explicar
No importa lo que suceda en nuestras vidas, la primera toma de conciencia tiene que ser hacia dentro. Gracia buscaba culpables o responsables fuera, para ella Jason era el que lo había echo mal. La consulta la ayudo a darse cuenta de que en esta compleja historia tanto ella como sus padres habían entrado a una relación profunda de familia  con un desconocido.
 Es difícil creer que nadie en la familia o en las amistades de Gracia no hubiera levantado una banderita roja de alerta, pero la verdad es que Gracia no quería escuchar nada, "tengo novio, es bello y yo soy muy feliz".
Muchas veces los padres con la mejor intención del mundo educan a sus hijos en una burbuja que no les permite desarrollar destrezas para leer  las personas que llegan a sus vidas. Gracia por su manera de ser tan "creyente", nada cuestionaba, ni ponía en duda, no recordaba haber echo preguntas a Jason aún cuando el le admitió que le había mentido. Lógicamente era presa fácil de hombres como Jason que pretenden que otra persona subvencione su vida. El quería vivir bien y además de ser un mentiroso compulsivo, tenia unos cuantos "esqueletos en el closet".
La familia de Jason era un misterio, cosa que Gracia nunca indago. La relación de el con su familia parecía distante, hacia pensar en algo por lo menos raro, pero no podemos ni acercarnos a ello, porque ni Gracia ni sus padres preguntaron. Los padres de Gracia aceptaron a Jason con los ojos también cerrados, "es el chico que la nena escogió y nosotros lo que queremos es su felicidad".
Jason estaba casado desde sus años de adolescencia, tenia dos hijas 13 y 2 años. Su esposa sabia de su doble vida y la soportaba supongo que por la excusa de siempre, las niñas y además porque de alguna manera ella se beneficiaba de su mejoría económica. La casa donde vivían era de su esposa, de vez en cuando el se quedaba con amigos, pero vivía con ella y las nenas. Gracia nunca pregunto porque Jason no le presentaba a sus amigos con los que vivía durante dos años y medio de relación. El le sugería con frecuencia que vivieran juntos,  que el estaba muy incómodo y  ella lo estaba considerando, pero pensaba que  sus padres no lo aprobarían. Esta era una de las razones de Gracia querer casarse  cuanto antes.
Gracia había estudiado y trabajaba con su padre en el negocio familiar. Jason también termino trabajando en el negocio, donde ganaba mas dinero, el no tenia estudios que se relacionaran con el negocio, pero sus padres lo emplearon de todas formas.
Toda esta historia es un desafortunado cuento donde muchas personas actuaron a ciegas y en la convicción de que "si yo no soy capaz de hacerle daño a nadie, nadie me puede hacer daño", que era el postulado de los padres de Gracia.
Conclusión.
Gracia estuvo mucho tiempo en terapia sanando su dolor, que fue mucho. Tratando de tomar conciencia de su parte de responsabilidad en la historia que había vivido, indispensable para aspirar a tener otra relación, "con los pies en la tierra".
 La ganancia fue enorme, aprendió a cuidarse,  no entregarle ese trabajo a nadie. Maduró y entendió que a sus 26 años se comportaba como si tuviera 15. Aprendió a confrontar con un buen maestro Jason, al que pudo decir todo lo necesario para cerrar el capítulo. Comprobó que el realmente no la quería y que ese comportamiento ya lo había tenido antes con otras chicas. Ahora sabía porque le gustaba tanto quedarse en la casa de sus padres y no salir mucho. Entendió que no era porque "yo soy muy casero,  "esta casa tiene de todo", era porque el se estaba protegiendo de que alguien lo reconociera. Pudo perdonar a Jason y bajarlo del pedestal donde ella lo coloco. Entendió que la confianza se gana y se trabaja. Perdió miles de dólares, pero aprendió a defenderse.
Por mi parte nunca conocí a Jason, el no quiso acompañar a Gracia a sus citas y al salir de su vida no creí conveniente llamarlo. Espero seriamente que busque ayuda, su comportamiento eventualmente puede traerle muchos problemas serios. A los que conocí y trate en sesiones de familia fue a los padres, me pareció milagroso que  personas adultas fueran tan ingenuas, el amor a su hija los cegaba.
Usando el concepto del karma, diría que hay que tener cuidado de no entrar en el karma de otra persona. El trabajo que nos toca a cada uno/una es ya suficiente y no nos da la vida para conocerlo y procesarlo. Entrar en el camino de otra persona rescatarla y querer resolverle la vida es un error que podemos pagar caro.

*Hasta el próximo Domingo.

La autora es psicóloga clínica en práctica privada.
(787)753-2848/399-3114
thaliacuadrado@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Explicar no es Justificar.

El árbol de la vida. Medio Mixto. 11' x 81/2''. 11/ Julio/2019. Con frecuencia nos enredamos con estos dos términos. Ex...