domingo, 17 de febrero de 2013

El poder de la fe


 

Attention is the cardinal psychological virtue. On it depends perhaps theother cardinal virtues, for there can hardly be faith nor hope no  love for anything unless it first receives attention.                                                  

                                                     James Hillman

Para muchos la fe es un tema religioso, se tiene o no se tiene fe en la divinidad. Sin embargo, el tema de la fe es la vida diaria, lo cotidiano, la salud mental, la vida del hacer y estar en el mundo. Para estar hay que tener fe, es una manera práctica de no entregarse a la dejadez, a la inercia. Se usa de balsamo para la vida, de respirar y vivir en un camino lleno de ambivalencias que para ninguno esta sembrado de rosas.

Fe dice el diccionario que es la creencia en algo sin necesidad de que haya sido confirmado por la experiencia.  Como la creencia en un mundo mas humano para todos. Las creencias son cosas serias en la psicología, creer es igual a defender, a actuar de una manera determinada, a luchar por lo que creemos. Creer en algo es una energía que mueve a las personas a actuar, a  querer vivir.  La Kinesiología nos dice que la vida es energía en movimiento. No moverse por el contrario, es muerte.

Otra definición de fe nos habla de la fe como la confianza en el éxito de algo o alguien. Confiar en el éxito de nuestras luchas diarias, en las relaciones que establecemos. En que nuestra vida de pueblo, de civilización completara el cambio necesario para crear  la vida que deseamos. Confianza en que cuando se tiene un hijo no solo tendrá salud, sino un país donde pueda desarrollar sus talentos. Sin la confianza que produce la fe, no es posible vivir una vida sana, todos necesitamos sentir que nuestros esfuerzos diarios tienen consecuencia. Creer, confiar, aseverar en buena fe es una inyección para cualquier situación, conflicto o problema. En mi trabajo cuando una pareja actúa de buena fe mutua es una pareja que aún cuando no continúen juntos se despedirán con afecto.

Por otro lado existen personas y gobiernos de mala fe. Existe la mala fe como una ignorancia voluntaria hacia los demás, es decir por decisión. No se escucha, no se  pregunta, no hay apertura a otras alternativas. Estas personas asumen  la omnipotencia, la arrogancia y la soberbia.

Existe también la ignorancia porque genuinamente  no sabemos, pero ese tipo de ignorancia tiene remedio. Estudiar y aprender es un acto urgente para dejar de ser ignorante y tener fe con sustancia.

Pero fe ¿en qué?... En los humanos, en la vida, en la evolución, en tu divinidad;  en la naturaleza o el universo. Cada una/uno escoge.



La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada
(787)399-3114
thaliacuadrado@gmail.com

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

La ética aplicada a las interrelaciones.

Libra. Medio mixto sobre cartón reciclado. 18"x 7''. 2019. De la colección de Denise Rivera. Las cosas más importantes...