lunes, 20 de mayo de 2013

El divorcio puede ser un acto liberador.

Fragmentación(Detalle)acrílico sobre canvas.11/39.2010.




Hemos aprendido que las separaciones son traumáticas y que nadie quiere separarse o alejarse de las personas con las que comparte lo cual es correcto. Conocemos que separarnos o divorciarnos es una situación que casi siempre es dolorosa, a pesar de que muchas veces podamos desearlo y pueda ser lo mas adecuado.
Hoy quiero traerles una visión que raras veces escuchamos y que cuando sucede las personas no se atreven a decirlo, porque creen que nadie podrá entenderlo y temen el juicio de  quienes los escuchen.
Alfonso es un hombre de 42 años, casado hace 17 sin hijos y lleva 15 por lo menos tratando de salir de la relación. Sus argumentos ni el mismo los ha considerado válidos. Su esposa es un "excelente ser humano", es cariñosa, buena profesional y tiene buen carácter. Sin embargo Alfonso no la ama, ha intentado todo para "prender la llama del amor" sin resultados, por supuesto no sabe cómo decirlo. No siente conexión alguna con ella y sufre mucho porque se siente en una relación de mentira y no quiere hacerle daño a una mujer buena, de la cual no tiene nada  malo que señalar. Su esposa dice que lo ama, pero la relación es tan fría, que "ya estoy confundida".
Elizabeth tiene un negocio propio que ella misma lleva, cumplió 35 años esta casada hace 13 años y tiene un hijo. Su esposo es un hombre bueno, como el que su mamá quería para ella. Respetuoso, agradable, buen proveedor, una joya según sus familiares. Sin embargo Elizabeth tiene un "déficit" de amor que ya le esta pasando factura en su ánimo y salud general. Se siente cada día mas sola, vacía por dentro, necesitada de sentir y con mucho miedo de que aparezca otra persona y "'yo vaya a cometer una locura". Su esposo pide una cita individual y en su consulta trae un situación muy parecida a la de su esposa, "a mi me falta amor, me siento que estoy muriendo" y me condeno porque aún cuando se que ella no es mi pareja no puedo romper.
Soliana tiene 30 años, se caso al terminar la carrera de leyes, habían sido  novios por 5 años y parecía lo correcto. Piensa que cometió un error muy grave al casarse sin pensarlo un poco mas. En este momento es una mujer muy distinta a la que decidió casarse, "porque ya tocaba" , confundió lo bien que se llevaban con amor, Frank era su mejor amigo. "No puedo continuar y voy a perder a mi amigo, yo le cuento todo menos que  no me mueve como hombre, creí que esto se me  pasaría, pero no se ha arreglado en estos 2 años".
Todas estas historias son de personas que realmente piensan que con quien están casadas no es "la pareja" con la que pueden ser felices. Esta situación es bastante común, muchas veces se asume que casarse es un acto que involucra escoger a la mejor persona, deciden casarse sin pensarlo mucho porque ya es tiempo. También existen las personas que no conocen sus emociones y piensan que no importa mucho quien sea,  después de  que tenga una carrera o sea guapa o guapo. Les extrañaría saber que las personas suelen pensar menos en la toma de decisión de pareja para casarse que en otras cosas perecederas.
Por otro lado estas mismas personas al tomar la decisión de divorcio o separación se sienten liberadas, entusiasmadas con la posibilidad de una nueva vida, con una necesidad enorme de sentir a pesar de la tristeza por el rompimiento. Pensamos que las razones para separarse deben ser de mucho peso y casi nunca consideramos la falta de amor, de deseo, o de conexión como razones válidas para un rompimiento. Por eso cuando personas como estas deciden, lo hacen afirmando que el divorcio puede ser un acto liberador para ambos y por eso los demás no entienden por qué se ven contentos, como cuando te quitas un peso de encima.
Si te encuentras en una situación parecida examina tus sentimientos nadie tiene la obligación de quedarse en una relación que no puede desarrollarse porque no hay amor, no son felices o no hay conexión. Divorciarse de alguien que no amas, cuando tu aspiración es amar y ser amado, es un acto de libertad. 

*Por razones técnicas mp blog no pudo salir ayer Domingo.


La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
(787) 753-2848//399-3114
thaliacuadrado@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Las miradas.

  Después de tantos años hablando con gente te haces especialista en miradas. Identificas las dulces y las amargas. Las tiernas y las...