domingo, 13 de julio de 2014

Integrando los desafios.

Desafios. 2014
Una experiencia que no podemos digerir, produce una súbita indigestión de emociones, un tranque entre lo vivido y la capacidad para integrarlo. A esta situación es a lo que llamamos – shock- emocional.
Nuestra integridad psicológica, depende de que podamos asumir los desafíos y convertirlos en material de trabajo, es decir unirlos a la vida. Integrando la experiencia, ese -shock- inicial puede trabajarse, hacer la digestión necesaria e incorporar la experiencia. Ya sean positivas o negativas las tendremos disponibles como ingredientes para el cambio.
Un persona me comentó que un conocido se desorientó al ser despedido de su trabajo y terminó en un hospital psiquiátrico. Después de ese evento este individuo no pudo incorporarse a la vida y se aisló completamente.
Perder el trabajo, sobre todo un trabajo de años, es muy duro. Detrás de  una  situación como esta existen miles de eventos personales y familiares. Podemos explicar de múltiples formas, el por qué una persona reacciona ante una experiencia, fragmentándose psicológicamente. Realmente todo este proceso de integración o de fragmentación es algo muy personal, es decir cada individuo reacciona de maneras distintas.
Fragmentar es algo así como cortar en pedacitos lo que vivimos, casi siempre cuando tratamos de alejar de la conciencia una experiencia, ésta es negativa. Las experiencias negativas usualmente tienen mucha energía, mucha fuerza, básicamente porque no las deseamos. Fragmentando lo que sucede nos debilitamos psicológicamente porque tenemos información que esta desvinculada. Imaginemos  un mapa donde las partes se encuentran aisladas, sin puentes entre ellas. En este ejemplo una parte del mapa, seria la experiencia traumática del despido, las fortalezas para vivirlo por otro, y el resto de la experiencia de vida.
La fragmentación nos  impide  integrar la  experiencia del despido, como en este caso,  al conjunto de  la vida. Por otro lado también existen situaciones psicológicas personales que pueden ponernos en peligro de fragmentar lo que sucede.
Para evaluar con qué contamos para enfrentar situaciones de reto, lo primero es observar el historial de cómo lo hemos hecho en el pasado. El poder de recuperación que poseemos se fortalece, en la medida en que lo usamos, es decir practicando. Es parecido al dicho de…lo que no nos mata, nos hace mas fuertes.
Para poder integrar experiencias traumáticas y convertirlas en material de trabajo personal, también ayuda el cómo nos percibimos o la autoimagen.  La perseverancia con la que enfrentamos los desafíos y la disciplina son fortalezas necesarias. El grado de negatividad que nos permitimos y la apertura al cambio en general son temas a considerar.
Por otro lado todos conocemos personas que acumulan emociones, traumas, experiencias variadas sin un solo minuto de reflexión. Son individuos que parecen estar bien. Son admirados porque tienen la habilidad de …pasar página sin aparente esfuerzo entre una y otra experiencia. Si bien es cierto que pasar página, a veces,  es muy adecuado, también es cierto que no es saludable convertirlo en un comportamiento habitual . Ningún ser humano es capaz de hacinar eventos sin resolver y no sufrir las consecuencias de esa acumulación.
Estos temas no se enseñan en ningún currículo de estudios. Usualmente son parte de la educación de las familias. Sin embargo, la mayoría los hemos aprendido por el método de la practica de  cometer errores en la escuela de la vida.
En momentos como los presente en los que es evidente que nada está seguro, se hace necesario saber con  qué contamos, en el banco de destrezas para integrar la vida. De esto depende nuestra salud mental, emocional y física.


La autora es Psicóloga Clínica en practica privada
(787)753-2848—399-3114

thaliacuadrado@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Vamos a dibujar una puerta.

Mi puerta. De la serie Mis puertas. Acrílico sobre tela. 18"x24''. 2019. Estamos en un nuevo a ño no  necesariamen...