domingo, 10 de agosto de 2014

Estructura para la vida.

Corazòn con dos cabezas.



En una sociedad donde a todas luces, falta estructura, hablar de la necesidad de organizarnos, es casi una mala palabra. Si embargo, todo sistema necesita estructurarse para que pueda funcionar. Sistemas sociales, individuales como la personalidad o el carácter y las parejas que formamos.  
Como parte del desarrollo de una pareja es necesario fomentar una estructura, una organización que le brinde orden a su sistema de relación particular. En ese orden establecido la pareja tiene la oportunidad de desarrollarse, de hacer crecer, no solo a la pareja, también a los individuos que la componen.
 La estructura de una pareja es una especie de manual para la  interacción de la relación, que asiste a los individuos y brinda continuidad al tipo de relación que deseen formar.
Este manual nunca puede ser rígido, está diseñado para facilitar y permitir que fluya la convivencia, no para impedirla o controlarla. El libro de reglas cambia o se modifica a través del tiempo y del uso funcional que tenga para la pareja. No puede tener la misma estructura una pareja de muchos años que una nueva, o una con hijos .
La estructura particular de una pareja son esos acuerdos que ambos van tomando para hacer la vida mas armoniosa.
A través de esa estructura se toman decisiones, se resuelven conflictos o se elaboran planes de futuro. Desde comprar una casa, hasta tener un hijo, pasando por el tipo de alimentación que van a llevar, la estructura es importante. Realmente siempre que la pareja necesite llevar a cabo una negociación por algún tema, la estructura que han desarrollado los sostiene y los estabiliza.
Tener una estructura que nos unifique y facilite la vida diaria es muy conveniente. En la vida del presente con los dos miembros de la pareja trabajando y con múltiples ocupaciones, es vital conocer de antemano cuál es el plan de acción.
Sin embargo, a muchas parejas se les pasan los años y no logran construir esa estructura básica. Una pareja sin organización es una pareja con posibilidades de conflictos frecuentes y un alto grado de estrés. La  falta de estructura, de normas de procedimientos, de reglas de vida produce variadas consecuencias, sobre todo malos entendidos y discusiones frecuentes.
Cuando no se tiene un orden común a seguir, la vida de pareja es un continuo apagar fuegos. Al no existir un orden de acción la mirada de la pareja es en lo inmediato, cosa que los lleva a reaccionar a lo que tienen delante. Es decir, la estructura es relevante tanto para la planificación del  futuro en común, como para el momento presente.
Las personas piensan que tener estructura les priva de ser espontáneos, esto realmente no es correcto. Si bien ser espontaneo es muy deseable, también es cierto que ser espontaneo obedece a un momento. La llamada espontaneidad permanente puede ser un acto donde vivimos a lo que salga o a lo que sea en el momento. De esta forma no somos constructores de la vida, reaccionamos ante los eventos. Si estamos sin pareja quizás este acto diario de, a lo que salga, es posible. Cuando se construye pareja es nefasto para la convivencia.
La impulsividad por otro lado, también es un comportamiento que se nutre de la falta de estructura. No teniendo claro un orden establecido,  podemos hacer lo que sea en el momento que sea, cosa que puede resultar en conflictos de pareja.
 El orden establecido por la pareja puede romperse en un momento dado y resultar ser muy saludable, pero al romperse constantemente produce inseguridad. Además crea desconfianza, suspicacia,  la sensación de no poder contar con la otra persona y atenta contra la intimidad.
 La creación de una estructura es importante en cualquier tema de la vida de pareja. Tanto el amor, como la intimidad, los encuentros, el hogar y la economía. Sin olvidar el gran tema de la crianza de los hijos, donde la falta de estructura puede crear verdaderos caos en el hogar.
El tema de cómo administrar los recursos económicos de la pareja, es una de las partes de la convivencia mas álgidos del diario vivir. La falta de estructura en el tema económico está facilitando en estos momentos muchas separaciones. Otros temas como la expresión religiosa o espiritual de la pareja, es necesario que formen parte de una estructura compartida. En este caso no tienen que creer en lo mismo o practicarlo de igual forma, pero tiene que existir una estructura de respeto mutuo.
La mayoría de las parejas que acuden a consulta no tienen claro el orden que  tiene su pareja, muchos dicen, al principio lo hacíamos, pero luego se fue perdiendo. Para trabajar una terapia de pareja es necesario trabajar sobre los entendidos, escritos o asumidos, así como las costumbres que tiene la pareja particular. Realmente ni la vida de una pareja, ni el desarrollo de una sociedad se pueden construir bajo las bases de…a lo  que salga.

La autora es Psicóloga Clínica en practica privada.
(787) 753-2848—399-3114

preguntaleathalia@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

La ética aplicada a las interrelaciones.

Libra. Medio mixto sobre cartón reciclado. 18"x 7''. 2019. De la colección de Denise Rivera. Las cosas más importantes...