domingo, 6 de septiembre de 2015

"Tú también". "Y...tù más". "Igual tú".

Te encontre. 2015.
En la dinámica de las relaciones interpersonales, en las parejas y hasta en las administraciones, públicas o privadas. Observamos un modelo de relación, que podemos llamar … “el tú más”.

 Esta dinámica de relación consiste, en que nadie asume responsabilidad, ante los conflictos. Cuando se presenta una situación conflictiva, se acusa a cualquier otro, “que no sea yo” de ser el responsable. Las parejas lo practican, las administraciones lo hacen con la anterior y  las personas con cualquiera. Todos se acusan mutuamente, sin aceptar participación alguna en lo que este sucediendo. El “tú también”, “tú igual”, “el tú más”. Se convierten en un estribillo, que evita asumir responsabilidad, “meter mano” y hacer algo.

Muchas parejas son practicantes de este modelo desde la fundación de su relación. Pueden llevar años juntos y todo señalamiento termina en una acusación mutua que cierra la comunicación. O por el contrario, la  convierte   en una discusión acalorada, interminable. Donde se hacen cuentas, de quién a fallado más.

Este modelo es muy cansado y suele producir una sensación de desesperanza, frustración, desamor o falta de atención. Además de drenar la energía de los individuos o de la pareja.

Ante ésta situación que parece no tener solución. Muchas parejas  piensan que separarse seria lo mejor. Pero antes de llegar al abogado, deciden buscar ayuda psicológica para estar seguros de que hicieron todo lo posible.

 Intercambiar ideas o creencias es parte de lo que es relacionarse con otra persona. Es imposible tener una relación de convivencia, donde ambas personas estén de acuerdo en todo, todo el tiempo. La relaciones tienen en sí mismas la posibilidad del conflicto. Jung decía que existen funciones en los individuos que solo pueden trabajarse en una relación.

Tanto en la relación amorosa, como en la vida, existe el ingrediente del conflicto, esto no debe asustarnos, es natural. Lo que si debemos  aprender es, a trabajar con el conflicto, para solucionarlo, sin daños a la pareja o como decíamos a las administraciones.

Examinando el “tú más” o “el tu antes”, o “el igual tú”. Podemos observar que es una respuesta inmadura que descansa en el nunca mirarse a sí mismo. En el no asumir la responsabilidad de los propios actos. Es el pasar la “papa caliente”, para que otro “bregue” con eso. Para el que observa, cómo una administración, le hecha la culpa a otra de lo sucedido, o cómo una pareja se acusa mutuamente, de lo que sea, es muy cansado.

 Estos estribillos pueden ser una señal de: inmadurez, debilidad de carácter o  ventajearía.
También es una manera de salir del paso, reflejando o proyectando los defectos o debilidades personales o políticas,  en el otro u otra.

En las parejas casi siempre es inmadurez de cómo hacer pareja y elevar la relación. Ambas situaciones son trabajables, es cuestión de educarse.

La terapia de pareja es mucho de educar a la pareja a verse, a observarse, a entender sus comportamientos. A educar en el cómo, pueden hacer algo distinto de lo que están haciendo, para el beneficio de la relación. Es desarrollar alternativas de la vida en pareja, que promuevan una mejor convivencia . La recomendación seria:

*Una cita individual para cada una de las personas de la pareja. El propósito es examinar cómo, cada persona entiende la situación y sus alternativas particulares.
*Una cita en conjunto para evaluar dónde se encuentra la pareja, sus sentimientos, fortalezas y debilidades, su voluntad de continuar y modificar comportamientos.
*Si la recomendación es terapia de pareja. Hacer un plan de terapia y las sesiones necesarias para trabajarlo.

En el caso de las administraciones públicas éstas, están llamadas a asumir sus responsabilidades y exigir responsabilidades a otros. Y a entender, que es agotador para el ciudadano escuchar por x años, lo buenos que somos y lo malos que fueron los anteriores. Mientras todo, sigue igual.

La autora es Psicóloga Clínica en práctica privada.
(787) 399-3114
thaliacuadrado@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Vamos a dibujar una puerta.

Mi puerta. De la serie Mis puertas. Acrílico sobre tela. 18"x24''. 2019. Estamos en un nuevo a ño no  necesariamen...