sábado, 2 de junio de 2018

El duelo y los muertos inconvenientes.









Los zapatos nos  sirven para caminar y estamos caminando, con los puestos y con los que corresponden a nuestros muertos. Como está mandado por las normas de la emoción y  del duelo que todo ser vivo tiene que hacer por sus muertos para aspirar a la sanidad mental, la claridad del pensamiento y para poder continuar caminando. Ayer comenzamos a caminar. 

Ayer fue glorioso, que no se nos olvide nunca. Cada uno de esos zapatos con su propia historia y sus lágrimas marca un antes y un después en este momento histórico. Espontáneo, sin pedir permiso, porque la razón no tiene que anunciarse ni cumplir con protocolos legales porque en temas de duelo la única razón es el dolor que quiere salir. Para alguien con ojo clínico como yo y conocedora de que nadie puede caminar si lleva a su espalda un fardo de duelo enquistado este es el mejor momento, vamos a aprovecharlo. 

Ayer temprano se detuvo un auto con una familia, el esposo  guiaba y la esposa con dos niños de 6, 7 años salieron con sus zapatos en mano y los depositaron con mucha reverencia. Esa imagen conmovió mi corazón y el de mis amigas a tal grado que una de ellas rompió en un aplauso silencioso. A eso me refiero cuando digo que solo asumiendo los momentos y enseñando a los pequeños con el ejemplo tendremos un futuro donde ya no estemos y alguien coloque unos zapatos en nuestro nombre. Así sea.  

***Para mis amigos de otras latitudes, esta entrada es en honor a los muertos en el huracán María que azotó a Puerto Rico en Septiembre del año pasado. El gobierno de Puerto Rico insiste en que fueron 64 muertes. El pueblo sabe que fueron muchos más y que cada muerto tiene que contar al igual que los vivos y es nuestra responsabilidad honrar su memoria. Un estudio científico independiente liderado por la Universidad de Harvard dice que son 4,645 muertos. El gobierno insiste en sus cuentas, Por ello ayer fuimos a colocar frente a la casa de las leyes un par de zapatos por cada muerto y al llevar los míos y llorar por los que no están puedo y podemos todos procesar este duelo que nos asfixia. Dolernos por los que no han tenido banderas a media asta como seria de rigor porque estos muertos son inconvenientes para la voz gubernamental. Que si tuviera un gramo de sensibilidad nos hubiera acompañado y hubiera aprovechado para pedir perdón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

¿Cómo es posible que hagas tanto daño ? Si estas de paso.

De la serie: Todos a una. "Juntos". Medio mixto. 15'.5 x 7''. 2018 Confieso que no sigo en su mayoría las notic...