domingo, 7 de julio de 2019

Mercurio retrógrado.

Todos nosotros.


El entorno con sus luces y sus sombras es muy entretenido. Cada día se presenta como un escenario del teatro de la vida poblado de actores locales o internacionales que capturan nuestra atención. La mayoría del tiempo el teatro humano nos conquista con sus grandes o pequeños temas. 

A los humanos se nos hace difícil mirar para dentro básicamente porque afuera hay tanto que ver que mirar hacia dentro se hace extraño. Sin embargo, existen procesos humanos que solo podemos entender, vivir o  desarrollar si miramos en nuestro interior. 

Es curioso como vamos desarrollando actividades variadas para obligarnos a mirar para el lugar más cercano, nuestro ser interno. Por eso se vuelven cada día más populares las disciplinas como la  meditación en esta parte del mundo. Así como el Yoga, el “mindfullness”, o el simple ejercicio del silencio para escucharte a ti mismo. 

En la naturaleza en la vida, nada se desperdicia todo tiene su propósito, su uso y su porque. Siguiendo este pensamiento podremos entender el por qué el planeta Mercurio retrograda varias veces al año y el para qué nos afecta a todos. 

Mercurio es el dios de la mitología Griega Hermes, en la Romana adquiere el nombre del dios Mercurio y en ambas es el dios alado mensajero de los dioses. El que lleva mensajes de los dioses a la humanidad. Mercurio además es el planeta más cerca del Sol, es decir, el que se pasea al lado de la luz. Mercurio representa la mente la percepción, la razón y la comunicación. Además de la escritura, la enseñanza, el aprendizaje. Representa a los atletas a los que se mueven y solo retrógrada para enseñarnos la lección de detenernos  a observar.   

Cuando Mercurio está retrógrado se afectan las comunicaciones en general. Situación que nos obliga a ser mas cuidadosos con lo que decimos. A mirarnos por dentro para examinar nuestra verdaderas intenciones, a reflexionar sobre lo que queremos decir para poder decirlo cuando se ponga directo. Mientras retrograda nos obliga a detenernos, a pensar antes de hacer, a posponer antes de actuar. 

Toda persona que tenga un proyecto, una actividad o una decisión importante conoce, sabe que si de verdad quiere que salga bien debe observar dónde está Mercurio porque los atrasos, problemas, situaciones lloverán si quiere imponer su voluntad. 

En el sistema al cual Mercurio rige, la educación, no nos enseñan a observarnos, a detenernos, a mirarnos y solo unos pocos se adiestran por voluntad propia a mirar para dentro. La naturaleza de la vida nos regala a  todos el regalo de Mercurio retrógrado  que nos enseña el camino. Vamos a aprovecharlo, total son unos días. 

(787) 399 – 3114. 
Además puedes buscarme en las redes por mi nombre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Explicar no es Justificar.

El árbol de la vida. Medio Mixto. 11' x 81/2''. 11/ Julio/2019. Con frecuencia nos enredamos con estos dos términos. Ex...