lunes, 29 de junio de 2020

Aquí estamos

Jardín Nocturno.
Medio mixto sobre tela.
18' x 24'. Junio 2020.

La consciencia de las personas o de los pueblos se mide por la actitud, por el cómo se hacen presentes ante la vida, por la evolución emocional, espiritual. La consciencia es lo que mueve todo acto que llevamos a cabo, desde el más pequeño hasta el mayor. No tiene nada  que ver con la inteligencia, ni con títulos universitarios pero tiene todo que ver con la manera con la que operamos y nos movemos en la vida. Estar consciente es estar despierto, es estar conectado con el sí mismo y con el mundo de seres que te rodean. Estar consciente es estar claro de que construyes la vida todos los días y por esa razón escoges actuar de una u otra manera. Estar consciente es saber el lugar que ocupas en el mundo y en el juego que se produce a diario con cada decisión.
Esto aplica no solo a los individuos, a las parejas, a las familias,  también y muy importante al colectivo de pueblo al que pertenezcas. Solo un pueblo consciente atrae gobernantes que le representen. Criticar a diario las acciones de un grupo de personas a las que llamamos gobierno no produce nada si no va acompañado por la acción de la consciencia. Es como criticar a un padre por sus acciones y al final aceptarlo creyendo que con eso estamos haciendo algo cuando lo propio es examinar  el cómo participamos de sus acciones. Otro ejemplo sería no estar de acuerdo con las acciones de nuestra pareja pero beneficiarnos de sus actos con los que no estamos en principio de acuerdo.
Todos los días las redes, las cafeterías, las tertulias familiares tienen algo o mucho que criticar de los actos de los que otorgamos el derecho a gobernar. Cada día de cada mes, cada día de cada año este es el tema y cada día lo retomamos con una mirada de lejanía donde nosotros somos las víctimas que reciben sus descalabros diarios. Hablamos de ello, criticamos, perdemos sueño pero al día siguiente y por muchos años todo comienza nuevamente hasta el agotamiento colectivo que ya es visible.  
En ningún momento hacemos la reflexión colectiva de que todos sin faltar uno contribuimos a un estado de vida que cada día es más insoportable. En cualquier situación o problema de la vida las soluciones nacen de los colectivos que examinándose a sí mismos son capaces de aspirar a crear una nueva realidad. Criticar y aceptar las cosas como están porque siempre han sido así es claudicar a la participación de la consciencia que nos obliga a ser actores de la vida. Por ello criticar sin levantar nuestra conciencia de cuan responsables somos todos del desastre es asumir la víctima o la posición infantil de que “no se puede hacer nada”.    
Por otro lado sí de verdad en examen claro de consciencia en Puerto Rico aspiramos a tener un gobierno honesto que sirva al pueblo porque esa es la función que el pueblo les ha asignado, antes tenemos que examinar nuestro nivel de consciencia. Porque él que hemos practicado nos ha traído hasta aquí.
Los gobernantes no son extraterrestres, son personas del mismo pueblo que los elige, si no representan al pueblo entonces la consciencia del pueblo no ha sido expresada o no se conoce y ese es un trabajo del pueblo.
Antes de que se produzca algo físico como la manifestación de un gobierno tiene por necesidad que haber un consenso entre nosotros (el pueblo) de qué es lo que queremos manifestar para el colectivo al que pertenecemos y actuar en esa consciencia. Nada en la vida humana sucede porque sí, en la vida de los humanos sea por acción o por omisión todos lo hacemos visible. Esta es una realidad psicológica ineludible, nos demos cuenta de lo que estamos haciendo o decidamos cerrar los ojos, el producto de esa acción salió de nuestra consciencia y tendrá consecuencias.  Somos actores de nuestra vida, nos guste o nos disguste lo que veamos, hemos participado.
Hasta que no asumamos ese papel de actores de nuestra vida y examinemos nuestra conciencia seguiremos teniendo gobernantes que muchos decimos que no nos representan. Sin embargo, y con toda claridad ellos y ellas son exactamente lo que somos, un espejo que nos refleja nuestro nivel de consciencia. Si te gusta lo que ves porque asumes la posición de beneficiarte individualmente de lo que te brinda el caos, esa es tu actuación. Si por el contrario observas y entiendes que lo que esta pasando no te representa, examina tu consciencia, ayuda a otros a examinarla y tendremos un gobierno que nos represente. Como veras en todo este escrito no existen banderas de partidos porque la única bandera posible es la consciencia con la que aspiremos a vivir como pueblo para facilitar la vida y eso no tiene partido político.
(787) 3993114

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

COVID.

"Jugando con el color". Medio mixto sobre papel de lino. 16" x 12". 22 Agosto2020. Parece mucho tiempo y solo h...