domingo, 24 de enero de 2021

Lo normal.

 Versión: El Árbol de la vida. Medio mixto sobre papel de hilo. 10"x9". 2021. 

Cuando era pequeña mi maestra me dijo que dejara de pintar porque me salía del borde. Después de todos estos años, con mucho trabajo personal para sobrepasar esa limitación y mucha emoción puedo llamarme artista. En esos momentos mi maestra solo repetía lo que en ojos de la educación era lo normal. Los niños y las niñas deberían aprender a dibujar y a pintar dentro de los bordes. 

Esta consigna hacía sentido para padres, maestros y para el sistema de educación. Sin embargo, significaba mucho más de lo que vemos  a simple vista. Era la manera de enseñar a quedarse en la norma, en lo esperado, en lo que hacía todo el mundo. Era la prohibición a ser distinto, y de que tenías que actuar y ser igual a todos los demás.

Hoy día enseño y  apoyo a todos los que me visitan a descubrirse, a ser distintos, a apropiarse y a defender lo que son. Estoy convencida de que cada ser tiene un camino personal que recorrer y yo asisto en ese recorrido. Labor que me produce una alegría inmensa y que no sabría cómo llevarla a cabo si no me hubiese salido del borde y no hubiera confrontado al sistema educativo. Todo ser tiene  una huella propia con la que caminar por el mundo y mi labor es ayudar a que la identifique y la viva. Esto en el sentido amplio de la palabra es, lo normal.

En la crisis del presente la palabra más repetida además del coronavirus es sin duda “ normalidad”. Refiriéndose a la vida pasada, la vida antes del virus. Si tomamos dos segundos para analizar a qué nos estamos refiriendo veremos lo anormal de esta añoranza. Nuestra vida, la humana nunca ha sido normal. Si todos hiciéramos lo mismo eso sería normal pero dudo que hubiéramos adelantado mucho desde las cavernas para acá. Todo absolutamente todo lo que hemos evolucionado, sea material o espiritual es porque alguien decidió salirse de la raya y explorar nuevas maneras de ver, sentir, hablar, crear. El concepto de normalidad es muy polémico. En psicología se ha usado para describir los comportamientos esperados en los humanos y en el cómo, si no cumple, eso que hace sería anormal. Es decir, serían anormales, pintoras, científicos, escritores, bailarines, chef y artistas de todo tipo.

Por eso cuando digas que quieres volver a la normalidad examina todas las desgracias de ese mundo normal al que estas aspirando regresar. Recuerda además que la vida se mueve hacía adelante, hacía atrás está el pasado y ese solo sirve para aprender de las experiencias y para no repetir errores. Lo normal es que seamos únicos e irrepetibles cada uno y una. Que nos celebremos en nuestra unicidad y dejemos que cada ser sea lo que es sin juicios de si se sale del borde. Más allá de unas cuantas normas de convivencia todo lo demás es atreverse a crear un mundo mejor que el que hemos practicado. Yo nos deseo que esta experiencia nos ayude a tomar conciencia de la belleza de la vida en este extraordinario planeta. Que nos ayude a ser mejores que antes y que podamos añadir valor a la vida, a la nuestra y a la del prójimo.

thaliacuadrado@gmail.com
(787)399- 3114 










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario

Lo normal.

 Versión: El Árbol de la vida. Medio mixto sobre papel de hilo. 10"x9". 2021.  Cuando era pequeña mi maestra me dijo que dejara de...